domingo, 30 de marzo de 2014

The Princess Bride



... Y en eso que el día invita al recogimiento casero, está nublado y quizá llueva; quizá llueva y es primavera...¡¡¡La princesa prometida!!! Muy buena, una peli que hacía tiempo no veíamos y que yace, pirateada como es debido, entre los DVD clasificados como "imprescindibles". Y espero que ante semejante confesión de parte, los chicos de las licencias audiovisuales no nos cierren la Taberna, que tal y como anda el patio, todo es posible en plena fiebre recaudatoria...

... Pues hete aquí que nos hallamos frente a una especie de leyenda medieval, es decir, de amores inmortales y batallitas con espadas, de conjuros y brujas malvadas; de pureza, amor y bellas princesas. Ohhh... qué mal comienzo para una sociedad descreída, resabiada y de vuelta y media de todo, tan lejos de la magia y por consiguiente de la realidad con mayúsculas. Pero en nuestra defensa y alterando un poco la cita de Louis Pasteur, diremos que... si bien un poco de ciencia nos aleja de la magia, mucha ciencia y más amor nos sumergen, maravillosamente, en ella. Así pues y sin más preámbulos, bienvenidos al pase tabernario de La princesa prometida... Buttercup: "Nunca sobreviviremos" Westley: "¡¡¡Tonterías!!! Sólo lo dices porque nadie lo ha hecho nunca"...

... Por cierto, film estadounidense del año del Señor de 1987, horita y media más o menos y encima pasa volando. Película Dirigida por Rob Reiner, con guión de William Goldman y una magnífica banda sonora a cargo del magistral Mark Knopfler, poca broma. Sobre el reparto: Robin Wright Penn, Cary Elwes, Mandy Patinkin, Chris Sarandon, Wallace Shawn, Billy Crystal, Carol Kane, Peter Falk, Peter Cook, Fred Savage, Mel Smith, Christopher Guest, André the Giant y Mel Smith.



*

¡¡¡ Tengan una fantástica semana !!!

Los Taberneros

miércoles, 26 de marzo de 2014

Gumersindo o una de vuelos a galope tendido . . .



... O de cómo ni el caballo de Gumersindo el bendecido obtuvo descanso en las cuadras y pastos del convento, junto a la reina de todas las yeguas valkirias...

...Porque, he aquí que el príncipe del Valhalla, Mjolnir en ristre, seguía furioso ante la deserción en masa de las valkirias más hermosas. Y así, el del martillo, la furia y el trueno, hallábase apesadumbrado ante la mengua galopante de encantos valquíricos en que se hallaba inmerso el mundo de Asgard, pues las pocas dísir que permanecieron en la esfera de los dioses se habían dado, si no a la bebida, sí a la lectura compulsiva de sagas marujas y al encaje de bolillos. En pocas palabras: Thor estaba hasta los mismísimos truenos del panorama, así como desatendidos y desalentados los ases caídos en combate...

...Y urdió un plan; un plan que dejase en ridículo a Gumersindo el bravo ante la cohorte celeste y las dísir gamberras del convento. Así pues, maquinó una carrera equina entre las nubes de Midgard, una carrera de altos vuelos, como quien dice... Él contaría con Gullfaxi, el mágico corcel que birlara al gigante Hrungnir tras ser vencido en épica justa por Odín, su padre. Y así se lo hizo saber a Gumersindo a través de Hugin y Munin, los cuervos emisarios del dios de los dioses...

...Y estando Freyja y el Bravo jugando a la gallinita ciega sobre la cubierta del Drakkar de plata, he aquí que recibió la nueva...¡¡¡Hasta el mástil de tanta tontería... este tipo está como la mismísima cabra Heidrún!!! Pero bien sabía Freyja la bella que su amado no podía rehusar el desafío, no tras haber sido un héroe entre los vikingos y menos después de ingresar en las huestes de los inmortales. Y así le fue comunicado al dios del trueno...

...Y Gumersindo llamó a su bravo caballo, el cual y por haber adquirido la condición de corcel inmortal, alzó el vuelo al encuentro de su amigo Harald el celeste. En el convento quedó su querida y amada yegua, la cual y acompañada por una de las Seidkonas de la congregación valkiria, salió a despedirlo entre suspiros equinos...

...Y recogen las Sagas de la Taberna que jamás se ha visto ni se verá competición semejante, ni sobre el cielo ni debajo del cielo... pues ambos corceles poseían la savia de los inmortales y el coraje de las monturas guerreras. Mas había llegado al espíritu de Gumersindo una nueva de su amada diosa: la yegua sagrada esperaba un potrillo del caballo vikingo... de modo que el Bravo le susurró la noticia a su corcel inmortal. Y tal fue el brinco que dio, que los libros de física venideros habrían de rectificar la frontera natural de la velocidad de la luz, pues una vez, en un pasado remoto según sus cuentas, Gumersindo y su caballo la pulverizaron... dejando de paso a Thor con cara de pasmo y encima en ridículo frente al Valhalla en pleno. Y voló el corcel de crines doradas, voló raudo y conquistó la gloria. La conquistó para él, la yegua-mamá y su potrillo, así como para sus amigos inmortales, Freyja y Gumersindo el bravo...





martes, 18 de marzo de 2014

Sobre sonidos y aromas de primavera . . .



...Así pues, y tal como recoge el libro rojo de la Taberna, sucedió la épica reyerta entre Gumersindo el bravo y el mismísimo Helios, pues el primero sobre un drakkar de plata y el segundo sobre un carro tirado por corceles de fuego, acabaron por encontrarse sobre el ecuador celeste y justo en el día del equinoccio. Y según cuentan las crónicas mentadas, tal fue el ímpetu del encuentro que hasta cesó la música de las esferas... cuando los dos navegantes, celestes ambos, disputaron con furia el paso por el punto vernal, o punto Aries, vaya...

...Pero largas crecieron las sombras sobre el carro del Sol, pues Gumersindo, en rápido movimiento de ingenio y como sacando un as de la manga, concedió un pase gratis al dios de ígnea corona para el convento regentado por las valkirias, a cambio, claro, de cruzar primero el ecuador celeste y tener, así, el honor de cambiar el dibujo del carnero por el de un drakkar vikingo y encima de plata en las cartas del cielo...

...Y leemos que llovieron chispas de fuego sobre tierras mortales, y todo por el cabreo y las collejas que Clímene, algo así como la amante del Sol, le propinó al dios de flamígera corona mientras el carro solar descendía, raudo, hacia al convento y sus valkirias (ante el choteo mayúsculo de Freyja y Gumersindo) Y por eso y según se cuenta y constata, es la primavera la estación de la pasión, pues las chispas llovieron generosas y ardientes sobre los habitantes de Midgard. Desde entonces, un drakkar de plata con dos enamorados a bordo marca en las cartas celestes el inicio de la primavera...

...Y es por eso, gracias a Gumersindo el bravo, que la primavera huele a jazmín, como los cabellos de su amada Freyja; y son sus cielos los más bellos y sensuales sobre Midgard, a imagen y semejanza de los ojazos caoba de su amada diosa. Y de ese modo, tal y como les cuento, fue desde entonces la música primaveral de las esferas...


*


...Y así, los Taberneros, 
a bordo de un drakkar no de plata sino de Vida, 
se toman unos cuantos días de asueto,
ante la ruidosa proximidad de nuestras fiestas locales
y la belleza, paz y sensualidad 
del campo en primavera, jeje...

¡¡¡ Pásenlo genial !!!

viernes, 14 de marzo de 2014

Granuaile's Dance . . .



Un pelín de contexto: GraceGráinne O 'Mally fue una especie de "reina pirata" irlandesa, así como la jefe de un curioso clan dedicado al comercio y pirateo conocido como clan Ó Maille. Por cierto, se la conocía comúnmente por su apodo, Granuaile, que ya les digo que no, pero no me digan que no parece la raíz etimológica de la palabra "granu-ja", jajajajaja... Pues bien, el caso y como les decía, es que su figura es importante en el folklore irlandés, amén de pertenecer a la historia verídica de la hermosa isla esmeralda, y les hablo de allá por el siglo XVI. 

Así pues, con todos ustedes Granuaile's Dance. Al violín solista, Lady Máireád Nesbitt, casi nada...


*


¡¡¡ Les deseamos un fantástico finde !!!

Los taberneros

lunes, 10 de marzo de 2014

O de cómo Holmes y Watson se fueron de cañas . . .



-Por el amor de Dios, ¡¡WATSON!!, ¿cuáles fueron los términos exactos de su apuesta?
-¡¡¡Cállese Holmes, cállese!!! ¿Cómo iba yo a suponer que se dejaría ganar como un colegial del tres al cuarto y encima al ajedrez?
-Debió usted imaginar, Watson, que esa, repito, ESA... era la única manera de calentarle el ego a la secretaria del Dr. Moriarty, a fin de sonsacarle la dirección exacta de la destilería, en la cual y según el inspector Lestrade, prepara y ultima el siguiente golpe... 
-¡¡¡BOBADAS!!!, no dejaba usted de mirarle el liguero que le iba asomando mientras se subía, entre peón y peón, las enaguas...¡¡¡HOLMES!!!...a mi no me venga con mandangas, acepte que esa pelacañas le tiró la caña y picó usted cual besugo del Támesis...
-Ya, ya... y deduzco que contó usted hasta las puntillas del liguero, pero eso ya lo discutiremos más tarde, Watson. ¿Me quiere decir DE UNA PUÑETERA VEZ qué diantres apostó? 
-Pues lo normal en estos casos, Holmes. Dado que estamos en España y su partida tenía lugar en una taberna andaluza, si usted ganaba, cañas y berberechos a nuestra salud y gratis lo que dure nuestra estancia en esta pintoresca tierra. Y si perdía, lo cual era impensable, vestirnos de bailaora flamenca, hacer el numerito a los pies de la Giralda y bebernos tres bidones de tintorro cada uno y con embudo. Precisamente, esos que ve y nos traen. Junto a las peinetas y los trajes de sevillana...





viernes, 7 de marzo de 2014

Allegro, Andante y Rondo . . . en clave de luna . . .



Cuando la Luna
Platea los tejados
Y duerme el mundo

Arde tu estrella
Fuego de terciopelo
Y el alba espera

Tu suave incendio
Mece la madrugada
Luna de plata

Noche de Invierno
Primavera infinita
Clarea el cielo




(Sigilosamente birlado a la tabernera, jeje...)


domingo, 2 de marzo de 2014

Desliz sobre lápiz

Dibujo propio

*