lunes, 2 de diciembre de 2013

O de cómo unas valkirias va y se montan un convento . . .

...Tras la caída de Gumersindo el bravo reinó el caos y la confusión entre las dísir de Freyja, tal fue el embrujo que tan fiero guerrero había causado entre las guardianas de las quinientas cuarenta puertas de Vingólf. Ya nada querían saber de los héroes caídos que llegaban al Valhalla, desatendiendo así su sempiterna misión de curar, agasajar y mimar, a los guerreros destinados a cubrir las espaldas de Odín en la batalla del fin de los tiempos o Ragnarök. Así pues, sucedió la rebelión de las valkirias ante la cara de poker del mismísimo Thor y la complicidad de Freyja, quien no dejaba de comprender, a la chita callando, la indignación y mosqueo de sus siervas...

...Y sucedió, según recoge y cuenta el Libro Rojo de la Taberna, que montadas en corceles inmortales y con un cabreo monumental, unas cuantas valkirias organizaron la revuelta y se precipitaron, de cabeza, en las tierras mortales de Midgard, cambiando con gusto su condición de diosas menores por la de Seidkonas, especie de brujas nórdicas entre los vikingos. Así pues, cambiaron los verdes campos del Valhalla por un convento, sí, un convento, asamblea o congregación de agárrate y no te menees que levantaron en tierra de fiordos con la ayuda de Freyja, la cual, mientras con una mano apaciguaba la ira de Thor, con la otra preparaba su huida de Asgard para devenir Madre Superiora de la nueva Orden de Seidkonas valkirias y su convento. Convento, por cierto, donde tendría cámara, mimos y agasajos de honor el espectro de Gumersindo el bravo, así como establo y yeguas divinas su noble caballo...


36 comentarios:

casss dijo...

Tu heroica gesta, retoma la senda y nos lleva al Convento, con lo que está asegurada la continuación de esta historia que próximamente tendré que pagar en las librerías de Castellón (!!!!!!) Valdrá la pena, esa inversiòn en euros, gran Valaf, el de la Taberna.

besos y felicitaciones por buen escribir....

LAO Paunero dijo...

¡Muy buena e interesante tu historia ! ¡saludos!!!!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Ese sí que son conventos que vale la pena promover. Y en lo que es deseable estar.
Tiene sentido que esté dirigido por Freya, la diosa de la belleza.
Y que Thor no sea tan celoso y que visite a la feminas de Marvel.

Las Gemelas del Sur dijo...

Por Dios!!! Con tanta calma y reposo en el convento esos músculos atléticos perderán su buena forma.
Bravo por el espíritu rebelde de las Walkirias. Gumersindo va a estar en la gloria bendita jajaja!!!

Pellizquines de monja.

Mari dijo...

Jaja...¡¡Así, sí!!...;)))

Me da que, a este paso, la Saga va a cobrar suficiente cuerpo como para hacer una serie por capítulos...jaja.

El texto es brillante, cielo, conjugando el humor con los términos propios de la mitología nórdica.
Un besito, cariño...;P ;P ;P

Rhodea Blason dijo...

Maravillosa llegada de tus vikingos a mi convento. Genial. Vas girando tu historia conforme te proponemos los más asombrosos temas. Es tarea difícil pero que tú con tus palabras haces llegar a buen puerto. Felicidades y gracias por participar

Juan Carlos dijo...

Dan ganas de conocer este convento, pero en visita guiada, a solas acojona un poco tanta valkiria salvaje.
Divertido, narrado en consonancia con los relatos de esa clase y bien trufado con detalles nada propios de sagas o similares.
Un abrazo y confío que Gumersindo y su caballo lleguen pronto a ese convento. Ya nos contarás.

Montserrat Sala dijo...

No se si las hazañas de tus dioses nórdicos,estan o no decumentadas. Pero sin duda estan muy bien expuestos
por su admirador nº uno, que post sí y post también, les haces protagonistas de tus estupendas històrias.
Un abrazo calido y respetuoso.

Nesa Costas dijo...

Jajaja me ha encantado! El texto es genial y también me he reído un montón.
La música le va que ni pintada y lo pintado mola.
Un beso y buena semana!!

bixen dijo...

Si con el concepto de 'ninfas' me hacía y hago la picha un lío: ¡qué podría comentarte yo del Gumer!

Natàlia Tàrraco dijo...

Aunque haga un frío nórdico de fiordo, merece la pena fundar la Orden de Seidkonas valkirias, consoladoras guerreras, voto de lubricidad a toda cabalgata !por Odín!
Besito con cerveza en cuerno servida.

Espe dijo...

Yo quiero unos abdominales como esos, jajajajaja.

emejota dijo...

Cuanto he disfrutado en este con-vento, es decir que soplaba bien el viento de lo mejor de la vida.
http://youtu.be/dd--tIkrVoA
Besos.

Jara dijo...

Pensaba que se habían acabado Las crónicas de Gumermindo, pero vaya que me parece muy bien, si yo les cojo cariño a los perosajes enseguida y me encanta seguir sus pasos.
¿Y esto del convento será para toda la eternidad? No creo que Gumer por Bravo que sea consiga aguantarlo, aunque mientras dure... jejeje.

Besos

Mar dijo...

Me gustaría ver la organización de ese particular convento... no se a que dioses se encomendarían, ni que rituales celebrarían... jajajajaja con Gumersindo de por medio.

Bss.

Framboise dijo...

Se ve que los conventos no van conmigo porque no veo mi comentario: los dioses de la blogosfera le habrán impedido la entrada jajaja (más bien me creo que la culpa fue de mis despistes ;)
Esta crónica tendrá continuación espero y sacarás a nuestro querido Gumer del convento o su pobre espectro terminará... en los huesos jajaja y su noble caballo en deslucido jamelgo jaja

Besotes :))

Juan L. Trujillo dijo...

Compruebo que sigues sacando buen partido del bueno de Gumer.
No está mal pensado ese convento.
Seguro que tendrá gran cantidad de peticiones, aplacándose bastante la caída desesperante de vocaciones.
Un abrazo tardío.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Tema aparte, que estuvo magistralmente planteado, que hermosas walkirias; me parece que en la taberna vas a tener una locutora ahogando las penas en alcohol.
No me refiero a mi Mara Laira. Sino a una cuyo nombre no se conoce, pero apareció en alguna publicidad, diciendo frases como "La base de virus se ha actualizado" o "Se ha detectado una amenaza". Me parece que no está en la versión 2014 del antivirus. Así que creo que la despidieron. Y tal vaya a pasar su tiempo libre en la taberna.
Espero que sea una falsa alarma.

Valaf dijo...

Debe serlo, Demiurgo: a mi no me sale nada extraño, pero gracias por el aviso.

Carmen Andújar dijo...

Pues eso si que son unas extraordinarias monjas, con un fisico, que me temo que poco durarán dentro del convento.
Buena y heróica historia
Un abrazo

G a b y* dijo...

Vaya con el Gumersindo... ha quemado corazones y encendido el deseo (sobre todo de no morir en su lucha, pues, se mantiene vigente como al principio). Ahora, cuenta con un convento bastante envidiable para dioses, guerreros y todo aquel hombre al que no se lo mira ni de perfil. Bien ganado se lo tiene!
Besos!
Gaby*

Melodías por escrito dijo...

¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
¡Un abrazo grande de parte de los tres!
www.melodiasporescrito.com

Alicia Gonzàlez dijo...

Un convento muy diferente a la idea que yo tenía de ellos, creo que al tuyo tendría más adeptas jajaja. Un besote

Lola Polo dijo...

Oye, esto del Gumersindo engancha, eh?
Me gusta.
Un abrazo

Lola

rosa_desastre dijo...

Uaaaafffff, me acabo de mirar al espejo y no hay comparación con tus valkirias.¡Para echarse a llorar, oye!
Que me va gustando a mí, esta historia "por entregas"
Un beso

mientrasleo dijo...

De qué orden dices que es el convento? jajajaja
Besos

San dijo...

Este convento si que me interesa, a ver dime donde puedo obtener más información...Como diría Gumersindo si pudiera:!redios! menuda aventura.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Un alma tan sagrada como el espectro de Gumersindo solo podría morar en una casa religiosa y con unas diosas con votos tan solemnes: vigilar y cuidar el espíritu de tan noble guerrero jaja

un abrazo

censurasigloXXI dijo...

Qué divertido, ese convento seguro que tenía cola para entrar. Buena salida, compañero. Jajaja! Genial.

Beset i cafenet.

Alfredo dijo...

Cuentos de Taberna, con una jarra de buen manchego y sabrosas viandas con mezcla de la matanza pueblerina. Eso sí, y para no perder la esencia, el Convento a la vuelta de la esquina.

Viajo y nunca sé a lomos de qué... pero me gusta.
Abrazos

Auxi González dijo...

Ciertamente Gumersindo ha de ser un zagal de gran apostura...

Que maravilloso es ver como vas edificando tu saga al tiempo que vamos engarzando jueves. Qué exquisita y grande imaginación la tuya, mi querido Valaf.

Charo dijo...

Valaf, te leí al principio dos veces pero decidí dejar el comentario para el final para poder leérmelo otra vez con más calma, pues es tal la imaginación que desbordas y los nombres tan extraños con los que no estoy familiarizada, que requería de toda mi atención para no perderme nada del relato. Me parece increíble, con esos pequeños toques de humor que le das. Rediez!!!!!

Rhodea Blason dijo...

Pásate por mi blog y tendrás un premio que te recordará mi primera convocatoria. Muchas gracias por participar

Pepe dijo...

Oye, que me apunto a habitar en ese convento regido por hermosas valkirias, incluso soy capaz de disfrazarme de Gumersindo a ver si recibo los favores de tan esbeltas guerreras.
Un abrazo.

Pepe dijo...

No me importaría en absoluto un retiro "espiritual" en ese convento de hermosas valkirias. Incluso no me importaría disfrazarme de Gumersindo, al objeto de recibir todo tipo de favores y mimos por parte de tan hermosas guerreras.
Un abrazo.

latour dijo...

Vuestro blog me ha dejado flipando, es una maravilla, os lo digo de verdad.
Pasaré a veros a menudo.
Felices fiestas.