lunes, 16 de septiembre de 2013

Recetas: fideuà hecha por mi . . .

Pues con sumo gusto les presento mi plato estrella: fideuà:

Ingredientes:

Fideos de esos más bien gordos de Mercadona.
Pimiento rojo.
Tomates.
Ajos.
Gambas.
Sepia.
Un brik de caldo de ese que sabe a pescado, también de Mercadona.
Aceite y sal.
Ah, y el colorante ese que viene en sobres.

Preparación:

En primer lugar, y mientras te pones a tono con la cervecita, los taquitos de ibérico y alguna que otra banderilla, tu esposa corta el pimiento, y prepara las gambas, y corta la sepia y también trocea los dientes de ajo, además de rallar el tomate. Cuando todo está listo y bien ordenado, ruegas a tu Señora que te deje sólo con el fin de perpetrar tu virguería culinaria (no sin antes dejar que te ciña y anude el delantal como es debido). Y es entonces cuando entras a matar; entonces cuando metes el aceite en la paella, y los pimientos, luego las gambas y después la sepia y el ajo. Acto seguido añades el tomate rallado y dejas que se haga un poco.

En este punto es posible que escuches a tu Santísima algo incomprensible sobre lo guarra que estás dejando la cocina, llena de salpicaduras de aceite por el suelo y demás...pero tú apenas escuchas, no puedes...estás concentrado con el morlaco que tienes enfrente en forma de paellera...

...Bien, ya tenemos el tomate. Y es ahora cuando metes el caldo de pescado concentrado que estaba en el brik (de Mercadona), lo dejas un poco y, cuando hierve, acometes con el colorante ese que lleva especias. Es entonces cuando dejas que baje un poco y metes los fideos, así, con decisión y sin miedo. Es posible que, justo en ese momento y saliendo de algún lugar justo a tu espalda, aparezca tu niña y te diga..."Perooo...QUIIIIITAAA...señor, señor, que si no lo mueves se te va a quemaaaaar...¡¡¡SANTA PACIENCIA!!!...Y LUEGO DICE QUE LA HACE ÉL..." Entonces rematas la faena: por la cintura y piquito de tornillo...


Y a comer.

Bon appétit.

*




29 comentarios:

elena dijo...

Mira por donde un post con sponsor. ¿Pagan bien?
Por lo demás, esa es exactamente la receta que tiene mi señor esposo para la fideuá, en la que no figura en ninguna parte "detergente para vajilla de ese que con una gota fregamos diez mesas de platos", ni nada similar.

Aunque eso sí, buenísima.

Un beso.

Juan L. Trujillo dijo...

Mi consejo: cambia las tornas, pica tú los pimientos y los calamares, pela las gambas, ralla el tomate, abre el brick del caldo de pescado y prepara todos los ingredientes.
Todo esto sin abandonar la cerveza t los tacos de ibérico.
La faena importante déjasela a tu santa y que ella asuma todas las responsabilidades.
Te evitas la bronca por manchar la cocina y el beso a tornillo lo tienes asegurado, al felicitarla por lo bien que ha salido.
A mi me da muy buen resultado.
Que aproveche y un abrazo.

Framboise dijo...

Lo que me reí jajajajaja
Te queda mucho por aprender, amigo Valaf...o ¿no? Jajajaja Eres tú muuuuuuy listo con tener ayudante de pre-cocina... como MI Chef jaja (igual de guarrete que tú por cierto) pero, Mari, escucha: yo desaparezco de la cocina cuando se le ocurre una fideuà o lo que sea: al cabo de 40 años de compartir la cocina, ya doy por perdida la asignatura de la limpieza pero se lo perdonó con besos también por lo bien que sabe cocinar. ;)
Mira por donde, yo también voy de cocina todo este mes de septiembre... y seguimos con algunas coincidencias ;)... salvo que tu cerveza es una tónica, los taquitos de jamón son almendricas y la música distinta.
Ya lo verás.
Besotes a tod@s.

Espe dijo...

No sé por qué, pero me ha hecho una gracia tremenda lo de "fideos de esos gordos", jajajajaja. Estoy con el pavo subido hoy.

José Luis Ávila Herrera dijo...

Con esta deliciosa receta, ya hasta me dio mucha hambre.

Te invito a visitar mi blog Banco de Imágenes Gratis en el que podrás encontrar muchas fotos gratis para ver, disfrutar y compartir.
Saludos en la distancia.

Jara dijo...

Oye ¿no te has planteado en serio publicar un libro con tus recetas?
Creo que sería un éxito entre los cocineros de fin de semana, por lo de la cervecita, los taquitos y el piquito final, digo. Las risas están aseguradas y la faena principal siempre se puede apañar llamando a grandes voces a la titular o al titular de la cocina.

Por cierto, ahora que no me oye, te diré que tengo a un buen cocinero al lado, sus croquetas son famosas, pero a pesar de los años que lleva en la cocina no he conseguido que sea menos "guarrillo", ¿es cosa del género?

Besos

Juan Carlos dijo...

Pues me apunto la receta, aunque parece laboriosa.
Lo de las hijas debe ser general, yo tengo dos y cada vez que cocino suelen interrumpir mi "arte" refunfuñando algo como lo que dice la tuya.
Abrazos.

Esilleviana dijo...

Qué sería de todo cocinilla sin su cocinera al lado!! seguro que esa fideuá estaría de lo más sabrosa jaja

un abrazo

mientrasleo dijo...

Cuidado con la última parte, yo una vez descubrí que si dejas algo en el horno el tiempo suficiente... termina por parecerse a una galleta de café. A no ser que sea un pollo y parezca una piedra de café....
Oye, me puedes pasar un calendario de esos en los que hoy ya es casivernes?
Besos

JACC dijo...

Yo soy incapaz ni siquiera de echar los fideos... Pero me he divertido leyéndote. Muy gracioso y muy real. Saludos

Montserrat Sala dijo...

Vaya cocinero estás hecho! jajaja. si no tuvieras a tu mujer al lado, mas te valdria, ir directamente al restaurante del supermercado.

Pero con la intención ya basta.
Saludos!!!

LAO Paunero dijo...

Bueno Valaf, volveré a buscar esta interesante receta, ya que tengo garras de cocinero.....me gustó saberla. ¡Muchos saludos!

Mari dijo...

Jaja...Leído de nuevo antes de escribir nada...¡¡Ya te vale!!...jaja.

Me da que copio la idea de Framboise y aprendes, tal y como tú me dices...el "sutil arte de preparar las cosas con gracia y salero"...jaja.
Un besito, cariño -¡¡Pero no se te quema y te sale genial!!...;P ;P ;P

rosa_desastre dijo...

Que no me gusten a mi los fideos de esos gorditos, no quiere decir que no te hayas lucido con la receta, ¡que arrrrrte!
Un beso para el cocinillas.

Las Gemelas del Sur dijo...

Lo sabía, a la fideuá de mi marido cocinillas le faltaba algo. El ajo!!! Se lo digo ahora mismo, sobre todo por los efectos picarones del final romanticón.

Ahora bien, no hay remedio para como nos dejáis la cocina.

Besos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Mercadona te provee (¿dan puntos o cuchillos?) y donde dice pica la esposa, viceversa, la cuestión es llegar a la sublime "fideuà" de la cual existen recetas indefinidas y exquisitas. Me ha sentado de maravilla, me ha aprovechado !oído cocina!

Lucia M.Escribano dijo...

Tu receta me ha llevado a las playas de Gandía, donde disfrute durante tres agostos de fideua diaria,jaaja. El primer año me traje la receta con el favor del cocinero, que al fin se convirtió en amigo, y desde entonces en mi casa es un plato mas de la cocina...Lo del besito final, lo tengo peor, me tendré que conformar con un beso en la cara de mi hija jajajaj.
Besos a los dos, sazonados con alegría amigos.

Carmen Andújar dijo...

Tiene muy buena pinta esa fideuà. La probaré.Muy bien explicada, anécdota incluida.
Un abrazo

Auxi González dijo...

El encanto de lo cotidiano...

Hasta aquí llega el olorcillo. Te mando un táper virtual de arranque, una de mis especialidades culinarias, si me corresponde con otro de fideuá ;)

G a b y* dijo...

Qué me has abierto el apetito! toda una labor la de la cocina, sí señor, pero que yo vengo solo en son de visita, no sea cosa que me mandes a lavar los platos! Aplaudo tu humor y buen hacer narrativo y culinario!
Besos!
Gaby*

Tracy dijo...

Gustándome mucho la fideuá, prefiero el remate final que le has dado a la receta.

Pepe dijo...

Me da que así, entre cervecita, taquitos de jamón, y sin lavar los platos, más de uno se apuntaría a cocinar. Confieso con humildad que no merezco pertenecer al gremio de los cocineros de fin de semana. ¡¡¡Friego los platos!!!. Espero que no me lo tengais en cuenta, compañeros. Lo mejor, el piquito apretado de tornillo.
Añadir que me encanta la fideuá, aunque sea con caldito en brick del Mercadona.
Divertidísima entrada, Valaf.
Un abrazo.

Encarni dijo...

Pero mira que te gusta a ti la cocina, sobre todo esos finales de tornillo jajja. Si hubiera comido ajo, también había piquillo???

Un beso para los cocineros y cocineras de tu cocina.

San dijo...

!cocinillas, cocinillas! jajaja, la escena es PARA COMERSELA.
Un abrazo.

Tyrma dijo...

Conozco la escena, la vivo cada domingo , y como santísima...repito la misma retahíla, para nada, que la guerra siempre pasa por la cocina cuando mi santísimo nos "sorprende" nuevamente.
Me ha encantado tu receta, desenfadada y con un toque de gracia...en la cintura.

Alfredo dijo...

Te creo a pies juntillas... pero me suena a chino. Yo soy el de las cervecitas y las banderillas, por lo demás solo entro en el entorno de la paella para fregarla, que ya tiene tela.
Y coincido en lo estelar de esa fideua que tanto nos gusta.
Abrazos

Teresa Oteo dijo...

jajaja seguro que te queda riquísima esa fideua y lo que me he identificado con los productos del mercadona, vamos como si los estuviera viendo jajaja
Un beso!

casss dijo...

Pues ya lo ha dicho Lois: un hombre que cocina... Tu receta es para tomar nota, preparar y ver si con suerte me sale tan rica como promete.

Yo ayudo con el lavado.

Gracias por la rica participación.
besos

miralunas dijo...

pero, lo de Mercadona, acá en Buenos Aires... y luego la sepia..., sospecho cuál es ese colorante y preparo un buen caldo de pescado, o sea, gracias por la receta, compadre y adhiero a Lois con eso de los hombres que cocinan... y de los que me hacen reir, como vos. envidia que le tengo a la chica de la foto!

saludos, valaf!