domingo, 1 de septiembre de 2013

How the west was won



Mira tú por donde, ésta estaba, junto con otras dos, entre las páginas de una novela de Zane Grey a la cual echaba un vistazo esta mañana. Por cierto, he dicho Grey pero también Zane, es decir, que no se vayan a pensar que es el tipo de las sombras, tan conocido como cacareado y encima malo. Es decir, hablo de buena literatura del Far far West y no de un pelacañas cualquiera con afición por el látigo, jajajaja...

Bien, pues ahí estaba el DVD con tres pelis, ésta que les traemos hoy entre ellas. El caso es que se trata de una de las joyas del género que hacía mucho no veíamos, cosa que será subsanada esta misma tarde tras las viandas habituales del domingo.

La peli dura algo así como dos horas y media, pero es una auténtica gozada. Es una historia compuesta por cuatro episodios, así que no se hace pesada en absoluto, historias de los colonos que avanzaron con penalidades sin cuento hacia la frontera del Pacífico, entre los años 30 y 90 del siglo XIX. Por supuesto, todos los valores que son inherentes al género se encuentran aquí multiplicados por cuatro, una joya para el domingo tarde, sin duda ninguna.

Film estadounidense del año 62 del siglo pasado. Ganadora de tres Oscar: mejor guión original, mejor montaje, mejor sonido...y ocho nominaciones más. Varios episodios y varios directores: Henry Hathaway, George Marshall, John Ford, Richard Thorpe, y al tanto que esos nombres se escriben pronto pero son auténticos gigantes de la historia del cine. Además, tenemos a Spencer Tracy haciendo las veces de maestro de ceremonias que nos irá conduciendo por los distintos hilos de la peli, ep, impresionante.
Por lo demás, el guión es de James R. Webb y la banda sonora corre a cargo del Maestro Alfred Newman, vamos, sin comentarios. ¿Y qué del reparto?, bueeeeeeno...John Wayne, Henry Fonda, Gregory Peck, James Stewart, Richard Widmark, Carroll Baker, George Peppard y Eli Wallach  entre otros...¿qué?, ¿no está mal, eh? Imprescindible, lo que yo les diga...




Metro Goldwyn Mayer Orchestra

*

Hala, los taberneros les desean un fantástico y apacible domingo, con o sin peli. Y si es con peli, encima les da para un paseo, que las tardes todavía son largas. Y mejor obviar que ya estamos en septiembre y mañana es lunes...

18 comentarios:

Éowyn dijo...

Buenos días! y feliz Domingo!!

Me ha encantado tu entrada. La verdad es que últimamente estoy viendo películas clásicas. Me gustan y las echaba de menos. Disfruto con ellas, tenga la duración que tenga. Porque merece la pena disfrutar de algo tan bonito como las pelis de aquella época.

Un besote!

JACC dijo...

Me has hecho recordar las "películas del oeste" que veía los sábados en la tele en primera sesión y que nos acercaban a héroes y aventuras épicas. Un saludo

Espe dijo...

Donde esté Zane que se quite el Grey ese dichoso de las sombras, hombre ya. :-P

Valaf dijo...

Pues gracias, Eowyn. Y cierto, los clásicos tienen un no sé qué que nunca cansan, además, pelis como esta tienen un hilo argumental sencillo y con las cosas claras, nada de psicologismos oscuros y segundas y hasta terceras lecturas. Son pelis bien hechas y muy refrescantes.

Un beso

Valaf dijo...

Ah, JACC...eso me suena a una serie que hacían en C9, hace algún tiempo, llamada "una de l'Oest" (una del Oeste), me parece que las grabamos todas en aquel VHS que a saber por donde para, jajajaja...pero sí, son pelis realmente bonitas, con fotografías espectaculares y bandas sonoras del 10.

Un saludo

Valaf dijo...

jajajajaja, ESO, ESO, Espe...que menuda matraca dio el Grey ese en los medios escritos y marujas de todo tipo, jajajaja. Pero vamos, como la noche y el día.

Un beso

casss dijo...

Me parece recordar haberla visto antes del diluvio en el sistema CINERAMA...(toda una revolución, que no se por donde quedó...)

Una buena propuesta para el próximo domingo (porque como ves, ya es lunes....)

Feliz setiembre para ambos!

Amapola Azzul dijo...

feliz lunes, Besos¡

Juan L. Trujillo dijo...

No te puedes imaginar lo feliz que me hace el reconocimiento de ese cine con el que crecí y que nada tiene que ver con los higadillos y efectos especiales del cine actual.
Hablas, amigo Valaf, de Zane Grey. De la novelas del Coyote, que se cambiaban en el quiosco de mi pueblo, pasé a ese autor y a Emilio Salgari.
Tengo que agradecerles que ellos fueron los inductores de otras lecturas de mas enjundia y aprovechamiento.
Espero que el domingo te fuese propicio para la felicidad.
Un abrazo.

Valaf dijo...

Rediez, cass...tiene sus años aunque no sé si de la época de los patriarcas, jajajaja...

Cierto, y casi martes. Por aquí ya se ve el otoño en el calendario, aunque sólo en el calendario. De mis estaciones preferidas.

Un beso

Valaf dijo...

Lunes y ya casi martes, amapola. Merci!!

Un beso

Valaf dijo...

Nos encantan estas películas, Juan. Los clásicos siempre tienen un lugar especial en casa, te diré incluso que te dejan con ese regusto de haber visto algo sencillo, sin tracas ni virguerías pero de un encanto incuestionable. A mi esposa le encantan las del género musical, muchas de ellas son en blanco y negro y son preciosas. También las del Oeste, como ésta, y en general el cine épico (que suele tener unas bandas sonoras impresionantes).

Recuero yo a mi tio y sus novelitas de Marcial Lafuente Estefanía...viéndolo leer aquello me picó la curiosidad, de niño, y empecé a leerlas con auténtica pasión. Todavía conservamos en casa una buena pila, casi todas de mi tio, que en paz descanse. Y luego de esas pasé a Zane Grey y también por esa época empecé a escuchar música country, que me encanta.

Un placer y un abrazo

mientrasleo dijo...

De esta me se hasta lo diálogos :-)
Besos

Valaf dijo...

De la peli o del libro??, jajajaja...

Un beso

Esilleviana dijo...

El domingo 31 se cumplían 40 años sin John Ford. No das puntada sin hilo...
me alegra que volváis a la rutina, tanto tú como Mari, tu esposa. Iré a echar un vistazo a su blog.
Las películas del oeste me recuerdan a mi abuela; a ella le encantaban y yo, no lograba entender el motivo, te lo aseguro. Te hablo de hace muchos años, podría tener entre 9 ó 10 años jajaja ya ha llovido mucho...

:))

Begin dijo...

No puedo por más que repetir lo mismo del otro día: un auténtico placer entrar en la taberna.

El placer de recordar, el placer de rememorar, el placer de revivir, el placer de coincidir. Todo es un placer.

Sí, valores y principios sencillos y claros. Sencillez y frecura.

La peli y Zane Grey igualmente.

Otro placer inmeso leer a Zane Grey. Después de terminar con toda la obra de Zane Grey, me pasé a James Oliver Curwood. Era otro estilo en la visión: el núcleo central era la Naturaleza, pero igualmente valores y principios claros y sencillos.

Salud

Valaf dijo...

Un placer, Begin. Pues no he leído a James Oliver, pero veré quien es porque ese tipo de lecturas me encantan. Y cierto, los valores más elevados también son los más claros y sencillos.

Salud!!

Valaf dijo...

jajajaja, pues sepas, Esi, que no tenía idea de la efeméride, luego fue una puntada de hilo marca potra (o ACME, jajajaja)

Pues oye, son un encanto de pelis.

Un beso