lunes, 3 de junio de 2013

Παράδεισος



Bella entre las joyas que pueblan los mares,
abrigo del navegante y tierra de versos, 
recita las cartas en hexámetros perfectos.

¡Honor y gloria para Ulises el grande!
cuya proa enfrentó y derrotó las argucias de los dioses.
Luz insomne de su amada Penélope.




10 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

En ese Paraíso se unen, la belleza marinera de una nao que surca el atardecer, la medida rotundidad de unos versos bellamente descriptivos y una prodigiosa banda sonora.
Una buena manera de empezar la semana.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Penélope debía tener algo especial para que Odiseo pusiera empeño en volver con ella. Pero yo tengo una fascinación con Circe, peligrosa la muchacha inmortal pero también fascinante.

Espe dijo...

Ohhhhhhhhh, qué bonito. Estos días además ando haciendo un curso de mitología griega y romana y por supuesto nos han hablado (aunque ya me la conocía) de la historia de Ulises y Penélope. :-)

mientrasleo dijo...

Te diré que es un placer llegar aquí y ver tributos a una vida común.
Decía Pessoa que las cartas de amor eran ridículas y que más quienes no las habían escrito... o algo así
:-)
Besos

Framboise dijo...

Potencia, belleza y seguridad transmiten imagen, versos y música.
Un conjunto perfecto. :))

Abrazote para los dos.

María dijo...

Ooooh!! VALAF , cuando devoto y entregado te veo a tu preciosa musa Penélope. Conseguirá volver victorioso a su Ítaca este Ulises, sin duda.


Un besito para la travesía, feliz día.

Mere dijo...

Penélope lo tiene todo, amor y aventura, los más preciados tesoros.

casss dijo...

Fuertes sentimientos que empujan vidas y naves, hasta su destino final.

Bella referencia, que nos vuelve al pasado con trazos de actualidad.

Un fuerte abrazo

Mari dijo...

;P
Un besito, cariño -¡¡Guapo!!...jaja.

Valaf dijo...

Merci!!

En realidad lo difícil es no componerle a mi Penélope las cosas más bellas que mi humilde tecla me permite. Gracias a todos por vuestras palabras, es un honor recibirlas en la taberna.


Nena, a la próxima saco un corte tuyo recitando algún fragmento de esos chulos, jajajajaja...