sábado, 18 de mayo de 2013

Dead Poets Society



Puesto que esta tarde los taberneros se marchan a una casita situada en la falda del Penyagolosa, a pasar la noche y rozar las estrellas, pintar el cielo y respirar el aire puro de la montaña, pues en eso, digo, que adelantamos la peli del domingo al sábado. Y les proponemos El club de los poetas muertos, quizá la joya de la corona que tenemos en casa en la sección "pelis".

En este sentido me gustaría destacar lo mal que ha entendido nuestra sociedad el significado del famoso Carpe diem, tópico literario que se extiende por la historia de las letras desde hace muchos siglos y que, obviamente, sale en la película. Verán, a mi me sugiere la importancia vital de luchar por alcanzar los sueños; me sugiere la importancia de dar relevancia a lo que verdaderamente la tiene: el amor y cuantos sentimientos nobles y bellos emergen del alma humana. Justo es mencionarlo y acentuarlo, no está de más, nunca está de más...máxime en estos tiempos en los cuales el Carpe diem se suele asociar a una especie de "pa lo poco que me queda en el convento, me cago dentro". En fin, decía mi abuela que tiene que haber de todo. Pero qué pena...

La película es un canto a la belleza y a la épica del alma humana, y en eso se parece a la de Carros de fuego del pasado domingo. Pero además es poesía, y poesía de la buena. Film estadounidense de 1989 que dirigió Peter Weir, con un fantántico guión a cargo de Tom Schulman, música de Maurice Jarre y Robin Williams como protagonista indiscutible de esta maravilla del séptimo arte.





Y ahora sí, los taberneros les desean un fantástico fin de semana.

28 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Recuerdo esta película.
Esa escena tal vez parezca exagerada, es altamente improbable que un prologo de una antología poetica afirme semejante disparates. Pero puede entenderse como exponer lo absurdo de racionalizar todo. También existen las emociones.
En cierta forma, una sociedad así se da con los jueveros, aunque no necesariamente se escriba poesia. Pero hay metaforas y hay emociones. Y sin duda hay una sociedad, aunque sea a distancia.

Framboise dijo...

Una peli básica también en mi casa ;)
Carpe diem... Aprovecha el día. No desperdicies ni una migaja.
Pero hay que reconocer que la segunda parte de la frase "quam minimum credula postero" nos invita a no preocuparnos del futuro y es fácil que se le dé la interpretación "fina y moderna" jajaja
Pues nada, chic@s, a pasarlo bien en vuestra casita de allí arriba.
Carpe diem ;)
Besos... y ¡a planificar el jardín! :D

Framboise dijo...

Soy yo otra vez... lo único que no me gustó de esta peli fue la destrucción de los libros :( siempre hay que conservarlos intactos aunque sea para tener presente que no todo lo que viene en ellos es bueno, para poder comparar, rebatir argumentos, etc, etc...
Repito: ¡pasadlo bien!

Merche Fernandez dijo...

También es una de mis preferidas y el párrafo central de tu entrada, una auténtica maravilla que comparto por completo. Tenía razón Mari sobre la forma que tienes de escribir. Besos.

Merche Fernandez dijo...

Me puedo perder cotilleando tu blog :-) Regreso mañana con más tiempo (pasadlo genial :-) Más besos.

elena dijo...

La vi hace muchos años.
En aquella época nos dió por las películas de Robin Williams con "algo más que entretenimiento". Me refiero a esta, "Good Morning Vietnam" y "Despertares", la última también con un Robert de Niro imponente.

Una buena propuesta a tener en cuenta para revisar ¡muchas gracias!

Besos.

Juan L. Trujillo dijo...

Muy buena elección. Pasadlo bien en Penyagolosa. Olvidad las mantas y buscar otra clase de subterfugios para entra en calor.
Un abrazo.

Espe dijo...

Más que una película, un peliculón. Espero que lo paséis bien el fin de semana. :-)

Jara dijo...

Una película absolutamente maravillosa, ¡menuda selección chicos!
Me quedo con tu interpretación de Carpe diem.
Ya no queda mucho fin de semana pero estoy segura de que habréis exprimido cada momento como se merece.

Besos

Valaf dijo...

Demiurgo, tampoco creo que eso del área encerrada tenga sentido en el campo de la poesía, aunque como recurso para acentuar lo que dices luego sobre los vastos mundos que se extienden más allá de la razón y la fría lógica, funciona bastante bien.

Y eso que comentas de la sociedad juevera es muy interesante. Cierto, cada semana y bajo la luz de un tema propuesto, hacemos una fiesta de las letras sin más pretensión que pasarlo bien y siempre con elegancia. Bien visto.

Valaf dijo...

Y así lo veo yo, Fram, quizá la coletilla esa del Carpe lo explique todo, aunque yo, al contrario que Hobbes, soy optimista respecto al fondo último de las personas, vaya, que esa "finura" de la que hablas, espero, será compartida por unos cuantos, que serán pocos aunque ladren mucho, jajajaja.

Y sí, eso de arrancan hojas de los libros hace daño sólo con verlo, pero bueno, como figura simbólica se sale.

Un beso

Valaf dijo...

Yeeeeep, MERCHE!!!, al final te has decidido, eh??, jajajaja. Pues sé bienvenida a la Taberna, como ya te comentamos, tugurio con varias salitas y color distinto, pero la misma cosa, vaya. Y a ver si te animas y te montas algo parecido, jajaja

Un besazo

Valaf dijo...

Pues a verla de nuevo, elena, la peli se lo merece. Sobre esas que comentas no tengo noticia, pero también me las apunto a ver qué tal son.

Un beso

Valaf dijo...

Juan, pues frío ha hecho un poco, y además nos cayó una tormentita de esas que pasan rápido pero imponen allá arriba. Luego, el cielo lució con diamantes, Diosss, estaba transparente del todo. Y sin haberte leído, te hemos hecho caso y todo, para que veas, jajajaja

Un abrazo

Valaf dijo...

Espe, de cine, y te lo digo en un post sobre idem, jajajaja

Un beso

Valaf dijo...

Jara, es muy buena la peli y el adjetivo que le pones no exagera ni un pelo, UNA MARAVILLA!!

ES la interpretación del Carpe que se deriva también del fondo del film, y además es la que viste de luces a esta locución latina. Las otras son aquello de "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid...". Bah, obviables.

Finde redondo, gracias!!!

Un beso

Sindel dijo...

Te dejé un regalito en mi blog, espero que te guste. Un beso.

Esilleviana dijo...

Buen comentario el de Juan L. jaja
y la película es única. Recuerdo que la ví porque mi profesora de literatura en 3º de BUP nos la recomendó. Disfrutad de vuestro fin de semana en un lugar tan especial.

un abrazo

mientrasleo dijo...

Qué puedo decirte? es de mis películas favoritas aunque el libro... no le alcanza
Besos

Mari dijo...

Jaja...
Un besito, cariño...;P ;P ;P

Valaf dijo...

Voy p'allá, Sindel, pero gracias de antemano.

Un beso

Valaf dijo...

Pues Esi, nosotros la vimos por mi hermano pequeño. Se la pilló, como hizo con la de Jeremías Johnson (que ya la pondré porque es otra joya), con aquellos famosos VHS. Él era y es un fan de Thoreau y la literatura norteamericana en general.

Un beso

Valaf dijo...

Así es, Sil, es uno de los casos en que la adaptación al cine supera al libro de origen, sin duda.

Un beso

Valaf dijo...

jeje, qué, moló la tormentita, eh nena??, jajajaja...

FIUUUUUFIIIIIIIUUUUUUUUUUUU...

Mere dijo...

Oh, Capitán, mi capitán!! Carpe diem es vivir intensamente, saboreando la vida, poniendo el alma a cada empeño. Que no es lo mismo que liarse a hacer el mamarracho en una noche loca...
No me cansaré de ver esta película y esos chicos, despertando de su letargo :) Bss

virgi dijo...

La película es una maravilla, pero llore´mucho con la despedida.
Besitos.
"Adiós, capitán, mi capitán"

Valaf dijo...

Ahí le has dado, Mere, eso es el Carpe diem según yo lo entiendo. Y ya que citas a Whitman, meto el poema entero:


¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán! Nuestro viaje ha terminado;
el buque tuvo que sobrevivir a cada tormenta, ganamos el premio que buscamos;
el puerto está cerca, escucho las campanas, todo el mundo está exultante,
mientras siguen con sus ojos la firme quilla, el barco severo y desafiante:
Pero ¡Oh corazón!¡Corazón!¡Corazón!
oh, las lágrimas se tiñen de rojo,
mi Capitán está sobre la cubierta,
caído y muerto de frío.

¡Oh capitán! ¡Mi capitán! Levántate y escucha las campanas;
levántate, izan la bandera por ti, por ti suenan las cornetas;
por ti ramos y cintas de coronas, por ti se amontonan en las orillas;
Por ti te llama la influyente masa, giran sus rostros impacientes;
¡Aquí Capitán!¡Querido padre!
Este brazo bajo tu cabeza;
Es como un sueño sobre la cubierta,
Tienes frío y has muerto.

Mi capitán no responde, sus labios están pálidos e inmóviles;
Mi padre no siente mi brazo, no tiene pulso ni voluntad;
El barco está anclado sano y salvo, el viaje ha terminado y se ha hecho;
De un viaje temeroso, el barco triunfador, entra con su objetivo realizado;
Exultamos, ¡oh costas y sonidos, oh campanas!
Pero yo, con triste pisada
Camino en cubierta donde está mi Capitán
Caído y muerto de frío.


Un beso

Valaf dijo...

También tiene de eso, Virgi. El final es triste por eso que dices y porque demuestra que, al final y a veces, los mejores suelen quedarse en la cuneta del olvido.

Un beso