domingo, 12 de mayo de 2013

Chariots of Fire



Si después del aperitivo, la paella, el café y las pastas, es complicado meterse en un submarino nuclear y encima en el salón de casa, imaginen ahora echar a correr como galgos, pero imagínenlo bien: hace calor y tienes la cristalera que da a la terraza abierta de par en par. Y el vecino de enfrente mirando y, por si fuera poco, tus hijos apoyados en el marco de la puerta, suspirando, mirándose y haciendo gestos de..."mis padres están como una cabra", poca broma...

...Pero es que oigan, merece la pena, no en vano hablamos de Carros de fuego, una gozada de película lo miren como lo miren. Basada en hechos reales, la historia gira en torno a los jóvenes atletas británicos que participaron en las Olimpiadas de 1924. Es un film plagado de valores y a modo de ejemplo les pongo una cita: "Ustedes, caballeros, suspiran por la victoria tanto como yo, pero conseguida con la aparente falta de esfuerzo de los dioses. Suyos son los arcaicos valores que se encierran todavía en esta universidad. Ustedes no engañan más que a sí mismos. Yo creo en la búsqueda de lo excepcional y llevaré el futuro conmigo"




Pues bien, película británica del año 81, siglo pasado, dirigida por Hugh Hudson y con una banda sonora a cargo de Vangelis sencillamente memorable. Y además, con o sin peli, les deseamos una feliz tarde de domingo y, por si fuera poco, una exitosa faena a ese morlaco llamado lunes.

25 comentarios:

Espe dijo...

Un peliculón, desde luego, y qué decir de la banda sonora... Feliz domingo también para vos, taberneros.

Juan L. Trujillo dijo...

Acabo de escuchar a Vangelis y Llach gracias a ti y vuelves a tentarme.
Merece la pena caer en la tentación, aunque solo sea un retazo de banda sonora.
Uno tiene también obligaciones, para cuando el sopor y la modorra levanten la bruma de la mente.
Un abrazo.

Valaf dijo...

Merci, Espe, a fe que ha sido un placer volverla a ver, es una obra maestra del cine. Y la bso, pa flipar!!

Un beso

________


Juan, tienes buen gusto. Hay notas que te transportan más allá del Olimpo, esferas que los dioses miran con envidia y nosotros alcanzamos. Por eso se hacen humanos y los humanos acaban yendo más lejos, mucho más lejos.

Entiendo lo del sopor y más un domingo tarde después de pasar por la mesa y el mantel. Yo me duermo en el sofá algunas veces, aunque con películas como esta me es imposible.

Un abrazo

Jara dijo...

Una peli buenísima, muy adecuada para la tarde del domingo. Esta la he visto varias veces y no descarto volver a hacerlo, de momento oír de nuevo el tema de Vangelis es una gozada.

Besos

Abismo dijo...

Sí, esa música dan ganas de correr, escapar, a la vez tranquiliza... no sé creo que consiguió unir correr y sensación de libertad :D

besos abisales

mientrasleo dijo...

Clasicazo de la imagen al inolvidable sonido. Si que sabéis elegir las tardes de domingo, sí
Besos

Valaf dijo...

Jara, algo parecido me pasa. Verla, como unas cuantas veces, pero es que la música es tan bella que te la hace casi nueva, y no es broma.

Un beso

________


Ya, ya, Abismo...pero correr por el salón tiene sus inconvenientes, jajaja. No, en serio, es buenísima, y si a esa música le unes citas como la que remarco en amarillo...la leche.

Un beso

________


Pues a veces cae alguna comedia de esas del TCM, Sil. Y esas veces zzzzzzzz, jajajaja. Pero sí, es un clasicazo y de los chulos.

Un beso

Mar dijo...

Lo has puesto en la entrada pero yo tambien lo digo: lo mejor, el temazo de Vangelis, memorable e inmortal.

Bss.

Pd: no te pases con las comidas, que la báscula no engaña ;-)

Valaf dijo...

Es un TEMAZO!!!

jeje, eso, eso...a ver si engordamos algo de una vez, que no puede ser, jajajaja

Un beso

elena dijo...

No, no he visto la película. Sí, conozco el tema musical. Pero para mi infinita vergüenza jamás se me había ocurrido relacionarlos.
Gracias por la reseña, porque ahora queda en lo alto de mi lista de prioridades cinematográficas. Es el tipo de peli que me gusta, y si consigo encontrarla para el domingo que viene, dificilmente se escapará.

Muchas gracias y feliz lunes a vosotros también.

Un beso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Memorable la banda de sonido, comparable con la de Blade Runner.

Mari dijo...

:)) Indispensable para los amantes del buen cine...¡¡Una joya!!

Superación, esfuerzo, fuerza de voluntad, sacrificio...ideales opuestos al "aquí, ya, ahora, sin esfuerzo". Me da que la cita que has puesto, lo borda.

La banda sonora es una obra de arte.

Cito una frase que pone el vello de punta: "Yo creo en la búsqueda de lo excepcional y llevaré el futuro conmigo"...¡¡Excepcional!!
Un besito, cariño -¡¡Sagerao!!...Con lo del correr como galgos por el salón...jaja...;P

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Mira si soy rara que no estoy segura de si he visto alguna vez esta película, supongo que sí, pero ni la recuerdo.
La frase es genial.
Besos
Por cierto...¿en tu casa los domingos siempre os ponéis hasta arriba de comer? Con razón luego la única opción posible es el sofá jeje.

Valaf dijo...

Ahora ya sólo te falta verla, elena. Es un mito del cine, no te arrepentirás.

Un beso

Valaf dijo...

Pues Demiurgo, tocas otra de las grandes, mítica donde las haya, sí señor.

Valaf dijo...

jajajaja, sí, sí, nena...eso de correr por el salón, CUALQUIERA CORRE con las paellitas que te curras,

ATENCIÓN: como ya pasó con la pizza, TAMPOCO daré el secreto de las pellas de marisco made by Mari, ni bajo torturas!!!!, jajajaja

Es que además de cocinera súper, GUAAAAAAAAPA, jeje...

Valaf dijo...

Pues a verla, Inma. Y no es hasta arriba, no, pero es que con esas paellitas y/o fideuas, cualquiera se levanta del sofá, o no?

Un beso

Esilleviana dijo...

Esta mañana estuve buscando detalles sobre esta película: "El carro de fuego de la última línea del poema de William Blake, hace referencia a un pasaje bíblico, del Segundo Libro de los Reyes, cuando unos carros tirados por caballos de fuego envuelven al profeta Eliseo y lo suben al cielo en un torbellino".
Recuerdo que la ví hace mucho tiempo. Qué destaca más: el talento o el esfuerzo en unos juegos olímpicos? o en cualquier actividad que deseemos desarrollar?

Pasasteis una tarde entretenida.

un abrazo :)

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Jeje Valaf, aperitivo, paella y pastas, en fin, yo a eso lo llamo hasta arriba, pero que conste que lo digo con envidia, a mí me encantan esos domingos, otra cosa es que realmente luego no me puedo mover

mágico dijo...

Yee, pardal, no lo dirás por tu carro... desde que lo trucaste echa fuego por el tubo de escape, jajaja...

Mere dijo...

Tienes razón, Valaf, Carros de Fuego invita a soñar, a buscar lo que quieres... Saca lo mejor de uno mismo.
* En verano vamos a la playa por las tardes, cuando ya casi no hay sol y la gente se marcha. Entonces corremos descalzos, pisando la arena... un júbilo indescriptible :) Besos

Valaf dijo...

Esi, encima recuerda eso de la Biblia a ciertas cosas que he leído sobre los OVNI en la misma. O como aquello de "Ezequiel vio la rueda, esta es la rueda que dijo que vio"

Sobre lo que dices luego yo creo que da para mucho. Veamos, esfuerzo y talento. Ambas cosas son necesarias para llegar a la excelencia en cualquier campo, incluido el olímpico. Por ejemplo, un chaval puede entrenar durísimo durante muchas horas al día, con la ayuda del mejor de los equipos de apoyo, entrenadores y médicos incluidos...pero si sus fibras musculares no son como han de ser, jamás logrará bajar de los 10 segundos en los 100 metros lisos, o saltar más allá de los 8 metros en longitud. Esfuerzo y condiciones innatas: talento.

Lo mismo pasa con las conquistas intelectuales de primer nivel, o con la creatividad que logra abrir nuevos senderos en el conocimiento humano: al esfuerzo necesario se le suma, por narices, una potencia mental que viene de serie. Y es curioso, esto, que de tan obvio asusta, es mal recibido por quienes sostienen que "querer es siempre poder". No, querer no siempre es poder, quizá sea una opinión políticamente incorrecta, pero creo que es real (y si te dedicas a la enseñanza te resulta un hecho empírico sin discusión)

Un beso

Valaf dijo...

jajajaja, ehhhhhh, MÁS O MENOS ASÍ ES, Inma, jajajajaja. Vamos, que el domingo tarde como pa salir a correr poray, uffffff

Un beso

Valaf dijo...

Por ahí van los tiros de la fuerza que tiene esta peli, Mere. Va se sueños, de esfuerzo por alcanzarlos. De un optimismo fundado en la roca de lo real, no de lo quimérico.

Entiendo lo que dices de correr junto al mar, sobre todo en la hora de la puesta, cuando el cielo se tiñe de ese azul noche de belleza indescriptible.

Un beso

Valaf dijo...

Ye, PARDALET...pues espera a ver las peaso ruedas de trailer que le he metido detrás, jajajaja...