martes, 26 de febrero de 2013

Vino griego


Y quiso Helios engendrar con fuego las entrañas de Gea. Y fue la vid. Y fue el vino, sangre de la tierra que tiñe de púrpura los cuarzos de Bohemia, rúbrica de discursos y sello de juramentos. Si, y fuego, volcán en mis entrañas cuando moja tus labios y se derrama en tu boca, copa de terciopelo que bebo mientras danzan los luceros en el cielo y cubro de nácar tu cáliz de vida.



21 comentarios:

Ame dijo...

Fuego volcán que no se apague y siga derramando el cáliz de vida, me gusta la música

Besos Valaf

Tracy dijo...

Eso ¿lo has escrito con o sin vino?

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El vino griego de la antiguedad, según se cuenta, se tomaba muy aguado, para que los simposios duraran. Parece que era muy fuerte.

Espe dijo...

¡Viva el vino, viva los volcanes y viva el nácar! Ole. :-)

Valaf dijo...

Forever and ever Ame!! Pues dudaba entre esta canción y otra relacionada con la Hélade, ahora bien, esta se sale.

Un beso

Valaf dijo...

jajajaja...Tracy, MISTERIO!!!!, jajajaja

Un beso

Valaf dijo...

Lo era, Demiurgo, además es como dices: lo diluían con agua para no acabar bailando un chotis hasta con los troyanos, jajajajaja

Saludos

Valaf dijo...

Espe, me has recordado una de Manolo Escobar que nooooooo pondremos, jajajajaja, pero que VIVA!!!!!

Un beso

mientrasleo dijo...

Caderas para engendrar tiene, no cabe duda... pero qué quieres, a mi eso del meñique levantado no me va.
Besos :-P

Valaf dijo...

Pues no queda elegante ni na, digo lo del meñique, jajajaja...

Un beso

Oriana Lady Strange dijo...

Vino, buen compañero de esos momentos de pasión.
Cariños...

Aurora Lejana dijo...

¡¡Por fin alguien que me entiende!! Felicidades por esta oda al vino (que no vino, de venir digo). Yo es que soy de vino porque la cerveza no me gusta (algún defecto tendría que tener ¿no?)

Una entrada muy sugerente (nunca mejor dicho jejeje)

Besitos!

Juan L. Trujillo dijo...

Ya lo dijo Dante: "El vino siembra poesía en los corazones",
Y tu la has hecho en esa entrada.
Un abrazo.

Mari dijo...

Bueno, bueno, bueno...Me da que coincido con Juan L. Trujillo: prosa que tiene el color de la poesía, una poesía exquisita. Musicalidad, cromatismo y sensualidad, cielo...;))

Sigo con la imagen...¡¡No corras que no hay cacerola!!...jaja: me da que el fotógrafo ha logrado hacer arte con el objetivo, no es fácil. Cuando pintamos el trazo del pincel encauza la crítica hacia la obra de arte -independientemente de su calidad-, no obstante, la fotografía está marcada por un referente "real" y cuesta un poquito más identificarla como "creación artística". Esta lo es...;)
Un besito cariño...;P ;P

Amalia dijo...

Menuda preciosidad.
Me parece que a partir de ahora, cuando me tome una copa de vino con mi esposo, ya no lo veré de la misma forma, el vino digo.

Me encanta esa canción, es emocionante.

Un beso.

Mario Misael Centeno dijo...

Embriagarse para la vida de todo ese fuego de sentimientos y biedades...saludos

Mere dijo...

Vaya, subieron los decibelios en este foro ;) La canción me encantó, hacía muchísimo que no la escuchaba. Me invitó a recordar, un beso

Ilesin dijo...

Que bonito!!!!que inspiración!! tras alguna que otra copa de vino quizás???.
Un fuerte abrazo.

mágico dijo...

Venga, a la de tres alcemos las copas! Uno, dos... y foto al canto!!

Valaf dijo...

Yep!!!, Merci a todos, muchísimas gracias por vuestras palabras y nos vemos a la vuelta.

Un beso a las damas y un saludo a los caballeros.

Juliette Oui dijo...

Delicioso, brindemos por ello...
La poesía cuando pierde sus formas, gana en encanto.