miércoles, 2 de enero de 2013

Un romance sin tiempo . . .




Albireo (Albi para los amigos) era un joven astronauta que estaba sumido en la tragedia, pues vivía enamorado de una jovencita de 17 y él ya había cumplido los 25, bah, minucias, salvo por la recortada láser que el padre de la criatura le mostraba cada vez que lo veía rondar el jardín.

Pero Albireo era un chico de recursos así que, ni corto ni perezoso, hizo la siguiente proposición a su amada Alcione: "Espérame, nena, espérame y a mi vuelta tendremos la misma edad". Naturalmente, Alcione lo miró con asombro e incredulidad manifiesta, y hasta temió por la salud mental de su amado Albireo, eso o que se había dado a la bebida, vamos. He aquí, sin embargo, que el joven escondía un As en la manga.

Efectivamente, Albiero sabía que la travesía se hacía a bordo de una nave de última generación, es decir, un pepino impulsado por energía extraída del mismo vacío, de forma que lograría sin dificultad el 90% de la velocidad de la luz. Y también sabía que el tiempo a bordo de la nave no transcurría con la misma cadencia que en la Tierra. De hecho, había calculado el tiempo que debería durar el viaje para tener la misma edad de su dulce, bella y hasta morenaza Alcione a su retorno (obviamente, despreciando el tiempo empleado al acelerar y desacelerar, minucias, claro...teniendo en cuenta que esta nave era la releche en patinete y, no se lo pierdan ustedes, incorporaba un sistema para reducir la masa inercial de los tripulantes):

17 + T Alcione = 25 + T Albireo
17 + T Alcione = 25 + T Alcione x SQR (1 - v^2 / c^2); donde "c" es la velocidad de la luz i "v" la velocidad de la nave del joven Albi, 0,9 c

17 + T Alcione = 25 + T Alcione x 0,436
0,564 x T Alcione = 25 - 17 = 8
T Alcione = 8 / 0,564
T Alcione = 14 años (aprox)

Así, el galán estelar (y listillo de la clase) sabía que Alcione tenía que esperar unos 14 años, pero también sabía que a bordo de la nave el tiempo bailaba con otro compás:

T Albi = 14 x SQR [1 - (0,9c)^2 / c^2] = 14 x SQR (1 - 0.9^2)
T Albi = 6 años (aprox)

Y asi, él tendría 25 + 6 = 31 años, y Alcione, su amada, 17 + 14 = 31 años, ¡¡et voila!!, milagro consumado (a pesar de Sir Isaac Newton, claro)

Y claro, Alcione consintió la espera, y no porque supiera algo de Relatividad, sino porque estaba loca por Albi (joven apuesto además de sobradillo) y sentía que su vida sin él no tenía ningún sentido (a pesar de sospechar seriamente que se había vuelto un poco majara)

Y volvió.
Y aquel beso fue tan intenso que incluso las estrellas se eclipsaron.
E hicieron el amor, con pasión nada "Relativa", vamos, con ternura (y calentura) absolutas. Y hasta se dice que el padre de la "niña" utilizó la recortada láser para grabar sus nombres sobre el tapiz celeste...


25 comentarios:

María Bote dijo...

Me parece genial, el relato, Valaf. Un buen comienzo de año, amigo.
Felicidades y besos.

María

casss dijo...

El relato me parece genial, y no es no tenga otras palabras que la compañera anterior, es que me parece genial y punto.

Ahora, no me gusta hacerlo en pùblico, pero me te indico un error

donde dice

"T Albi = 14 x SQR [1 - (0,9c)^2 / c^2] = 14 x SQR (1 - 0.9^2)"

debiò ser

"T Albi = 14 x SQR [1 - (0,9c)^2 / c^2] = 14 x SQR (1 - 0.9^2)"

un error menor, pero bueno, en plan de hacer bien los càlculos para que la ternura y la pasiòn funcionen se conjuguen al fin!!!


un fuerte abrazo

Espe dijo...

Me ha encantado el relato... :-) Eso sí, que alguien me ilumine con el pequeño error del comentario de arriba, porque por más que miro las dos líneas las veo exactamente iguales. :-O

Toni dijo...

Los padres intergalácticos parecen tan desconfiados con los chicos de sus niñas como los padres de aquí.

Cómo te lo has currado. Con tanto cálculo no podía fallar.
Saludos!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es una buena historia, didactica para explicar la relatividad. Y sí, tiene razón Cass, en esas historias los calculos tienen que ser precisos, para que el amor triunfe. Estas historias parecen indicar que algunas cuestiones no cambian.

Framboise dijo...

:D Amigo Valaf, me vas a perdonar pero esta vez no te sigo: siempre he sido alérgica a las mates, siempre aprobando por los pelos y si encima tienes en consideración los muuuuchoooos años en que mis cálculos han consistido en hacer cuadrar la economía familiar, entenderás que quede exhausta y me salte el párrafo este para disfrutar con el final feliz. :)
Vaya con el padre de la niña...¡qué rancio! ¿no? seguro que el padre del "nene Albi" no vió ningun impedimento en la diferencia de edad jajaja

Besossss

mientrasleo dijo...

Y volvió como Ulises y Penélope.
Genial el relato
Besos

Carmen Andújar dijo...

Desde luego pensó, y mucho, y tuvo la suerte de disponer de esa nave interestelar; que todo el mundo no tiene para comprar nada semejante cacharro.
Relato bueno y superfuturista.
Un saludo

Tracy dijo...

Me apabulláis con tanta sapiencia. ¿Sois de este planeta o me habré metido en los jueves de otra galaxia?

Mari dijo...

Jaja...¡¡Genial!!
Me da que el jovencito Albi tenía al padre de la chiquita "en el bote"...jaja.

¡¡Ahora me explicas el galimatías!!...Detalladamente...;P

¿Y este tema? http://www.youtube.com/watch?v=hLjAU4LWCqI

Un besito, cariño...;P

Maruja dijo...

Una buena entrada amigo.
Un gran saludo.

maria jose Moreno dijo...

Buenísimo y esos formulajos ¿de donde han salido? LO mejor el pepino estelar y la pasión nada "relativa".
feliz año. Un beso

elena dijo...

Un placer volver a encontrarme con esta historia. Me encantó en su momento, y ahora que se ha vuelto, diría que más alegre y chispeante, pues más aún.

Y además viene con enigma incluido, anda.
El comentario de Cass me recuerda des famosos juego de las doce diferencias de los periódicos. Me pasa como a Espe, por más que miro y remiro, no encuentro el paréntesis cambiado de sitio, tal vez uno que se abre pero no se cierra... o cualquier cosas sutil que a primera vista no se aprecia pero que le cambia el sentido a todo (para quien lo entienda). Incluso estoy empezando a pensar, que ya que habla de relatividad, el error está fuera de la ecuación en sí y hay que buscarlo vaya usted a saber dónde.

Ahhhh, ese suspense no me va a dejar dormir, fijo.

Te sales con las historias románticas, Valaf, esta es muy original, y sigue tan fresca como el primer día.

Un beso.

Teresa Oteo dijo...

Se ve que el chico aparte de guapo era avispadillo, sí... le cuadraron las cuentas y le salió bien el plan, de lo que me alegro y mucho.
Muy bueno, original y divertido.
Besos!!

Esilleviana dijo...

jajaja
juegas con ventaja!! :))
no me entero muy bien... entonces un fotón aislado puede viajar más rápido que la velocidad de la luz? de ser positiva esta respuesta, él tendría que estar menos de 6 años fuera de casa... jajaja -qué bueno!-.
No había leído este post, profe.

Lo bueno es que ambos se encontraron y fueron felices para siempre, sin el papá de la chica observándole continuamente.

Un abrazo

Nesa Costas dijo...

Tremendo el relato, a cuadros me quedo con las formulas :O
Me ha encantado!!
Besos
Genial la canción jeje

Valaf dijo...

Damas y caballeros, muchas gracias por volar con space-Eärendil, the sailor.

Cass, voy a plantear el problema al revés:

En el sistema de referencia de Albireo, a bordo de la nave y a su regreso, habrá transcurrido un tiempo T(albi). De igual modo, en el sistema de referencia terrestre, es decir, de la bella alcione, habrá transcurrido un tiempo T(Alcione). Ahora resolveremos la cuestión al revés. Para ello debemos recordar que:

gamma = 1/SQR(1-v^2/c^2)

Nota: En el relato lo he planteado al revés para eliminar el cociente y hacerlo menos farragoso.

Así pues:

25 + T(Albi) = 17 + T(Alcione)

Ahora: T(Alcione) = gamma x T(Albi)

25 + T(Albi) = 17 + gamma x T(Albi)
8 = T(Albi)(gamma - 1)

gamma = 1/SQR[1 - (0.9c/c)^2]
gamma = 1/SQR(1 - 0.9^2)
gamma = 1/0.436
gamma = 2.29 (aprox)

8 = T(Albi) x (2.29 -1)
8 = 1.29 x T(Albi)
T(Albi) = 8/1.29
T(Albi) = 6.2 (aprox 6)

Pero T(Alcione) = gamma x T(Albi)

T(Alcione) = 2.29 x 6.2
T(Alcione) = 14.2 (aprox 14)

17 + 14 = 31
25 + 6 = 31

El redondeo se debe a razones puramente estéticas.

De nuevo, muchísimas gracias a todos.

San dijo...

Esto es amor y lo demás tonterias, el chico lo tenia todo hasta era listillo, así espera una lo que tenga que esperar !que bonito es el amor! aún lleno de fórmulas matemáticas.
Muy buen relato Valaf.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Creo que lo de Genial, ya se ha dicho, pero me resisto a no utilizarlo... ¡GENIAL!

Parece complicado pero no lo es tanto, Albi, lo tenía claro y Alcione sólo tenía que confiar y esperar y el suegro mantener a punto su cetme de protones.

Un abrao

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Ohhhhh! que chulo Valaf, confieso que me he saltado las fórmulas, que una es de letras, pero no imaginaba yo tanto romanticismo en una historia de ciencia ficción.
Y usando el "nena", que ya sabes que me puede, todo aquel que lo utilice sabiamente triunfará seguro.
Muchos besos

Manuel dijo...

Buen relato, Valaf. De como usar la ciencia en provecho propio con buenos fines, si señor. Eso si, permiteme dar por buenos los cálculos sin intentar comprobarlos, jejejejejeje
Salu2

Jara dijo...

Me ha encantado lo que es capaz de calcular el bueno de Albireo para estar con su amada, Ahora bien, te reconozco que las formulitas me las he saltado todas hasta el resultado final que era lo realmente importante ¿no? ¿o me he perdido algo esencial?

Besos

miralunas dijo...

escuche, usté, si me tiene aquí aplaudiendo de pie, admirada y riéndome, no podré decirle que vine a agradecer el honor de su comentario generoso y exagerado.
besos

Matices dijo...

Yo me confieso de letras, pero... si tu lo dices me lo creo todo. Total no era más que una fórmula para que el amor triunfe y siempre me gusta alinearme del lugar donde este gana :)
Muy bueno, Valaf
Besos

La Nebulosa dijo...

Estupendo relato. Y... por supuesto, como aplicar el termino relativo a las cosas de la pasión, jeje... Muy bueno!