domingo, 2 de diciembre de 2012

Haiku X


A mis hijos


 Florece el árbol
regalando su sombra.
La vida sigue

*

Haiku enviado por Juan Francisco

18 comentarios:

Valaf dijo...

Señoras y señores, Diciembre, Navidad a la vista y décimo Haiku, esta vez de la mano de Juan Francisco.

Los hijos, frutos. Los padres, sombra que los cobija y sombra de la que, llegado el día, salen. Sigue la vida con la satisfacción de haber lanzado flechas hacia el cielo. Volad, volad raudas como las centellas!!!

Juan, tuya es la réplica.

Ame dijo...

Que perfecta es la vida...

Besos a ambos

Aurora Lejana dijo...

Sólo puedo decir: ¡qué preciosidad de haiku! qué alegoría más bonita.... qué bella es la vida. Y claro que al final, la vida sigue.

Besitos!

andré de ártabro dijo...

Hermoso haiku , que ademas de hermoso está lleno de contenido
¡Felicidades a Juan Francisco!.

Tracy dijo...

Felicidades Juan Francisco por tu Haiku y por tus hijos.

Tracy dijo...

Felicidades Juan Francisco por tu Haiku y por tus hijos.

María dijo...

Cómo pasa el tiempo, ya llegamos por el X.

Precioso haiku dedicado a los hijos de Juan Francisco, me ha encantado su kaiku.

Felicitaciones.

Un beso.

Espe dijo...

¡Es precioso!

Abismo dijo...

El mejor método de permanecer en vida... besos abisales

MAR dijo...

Lindo.
HAIKY MAR
Mis dos hijas
dos estrellas
en mi cielo ILUMINADO MI CORAZON
mis ganas de vivir y mi mar.

PD
Mis dos hijas, mis grandes amores.
mar

mientrasleo dijo...

Hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro.
Lo difícil es educar al hijo, regar al árbol y que el libro sea interesante
Besos, bonito haiku

Mari dijo...

Los hijos, parte de nosotros mismos y seres autónomos, como nosotros lo fuimos en su día. Me da que la sombra es buena sombra si acepta que, llegado el día, partirán. Sin embargo, siempre vivirán en nuestro corazón...;)
B7s

Juan Francisco dijo...

Buenos días, amigo Valaf. Mi réplica es muy sencilla. En esta ocasión es una frase que ahora mismo no se si fue Machado quien la dijo. No importa ahora, la frase está ahí para todos nosotros: "Un hijo es una pregunta que le hacemos al Destino". Tengo una hermosa nieta de 4 añitos y creo sinceramente que esa es la respuesta que para mí ha traido el destino.
Gracias a todos por vuestras palabras. Creo que somos eso... árboles que crecen regalando su sombra. Como lo fueron nuestros padres y como lo serán si Dios quiere nuestros hijos. Sí. La vida sigue. Un abrazo a todos.

Valaf dijo...

Gracias, Juan, ha sido un honor para mi contar con tus letras en este Torneo de haikus. Y que los hados te sean propicios (enhorabuena por tu nieta)

Un abrazo

Juan Francisco dijo...

Gracias, amigo mío. Como dice Mientrasleo, hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Yo además diría también que para sentirnos totalmente realizados, hay que conocer y amar a un nieto o nieta. Creo que con ellos encuentras el verdadero sentido a la vida. Gracias a tí por permitirme participar en tú ronda de Haikús y ya sabes que siempre que quieras, puedes contar con ellos.

Esilleviana dijo...

Una vez que florece el árbol, aparta la oscuridad de sí mismo, para iluminar las nuevas ramas con el frescor de los brotes de las hojas... es muy bonito.

Un abrazo :)

Valaf dijo...

Juan, en estos tiempos que corren, hallar a personas que ven en la familia el milagro y el tesoro más importante del ser humano, es un privilegio. De nuevo, el honor es mío.

Tengo dos hijos, dos adolescentes. Además, tengo el privilegio de compartir también esto del blog con mi esposa, Mari. Se comparte todo, incluso este medio.

Un fuerte abrazo

Juan Francisco dijo...

No te quepa duda, amigo Valaf. Para mí, la familia es todo en la vida de las personas. Y además, como decía un poeta, "Solo cuando vemos lo que nos cuesta criar a nuestros hijos, nos damos cuenta la deuda que tenemos contraída con nuestros padres". Si no sabemos verlo así, nunca seremos nada.
Un abrazo y Feliz Navidad a tí y a todos tus seguidores.