jueves, 25 de octubre de 2012

Colores . . .

...Y amaneció en los márgenes del río Blanco. Envueltos en una húmeda y fría niebla los tímidos rayos de sol encontraban su lugar en el regazo de las aguas.

Y ocurrió que en la espesura se oyó un ruido como el aleteo de un pájaro asustado, fue entonces cuando la tierra se abrió bajo mis pies, emergiendo del abismo una dama azul de cabellos de noche, la dama más bella que haya pisado la tierra, portando en sus manos un cofre de jade. Una, una sola mirada le bastó a dama para detener el curso del gran río Blanco y, abriendo el cofre, pintar sus aguas con los colores del arco de Iris.

Y fue así como las aguas gélidas del Señor de los ríos brillaron con fosforescencias increíbles, inundando la floresta con ondas de color y alegría, de amor, haciendo de ella un palacio abierto al mar y con techos de estrellas. Y ocurrió el milagro, pues la dama azul fue mujer, y el río albino fue hombre, sobre los tapices verdes de un mundo que nacía.


44 comentarios:

Mar dijo...

Tiene mucho poderío la dama que emergió del interior, tanta, que deslumbró.

Profunda narración :)

Bss.

Natàlia Tàrraco dijo...

La mágia de tus palabras hace posible el arcoíris, el torrente blanco abraza a la dama azul, ambos brillan en el cielo celeste.

Fascinada por este cuento maravilloso en cada palabra, te saludo contenta.

Tracy dijo...

Un bello nacimiento de un origen tan majestuoso como el que nos has descrito.

Neogéminis dijo...

Deben ser -los colores- uno de los regalos más valiosos dejados por los dioses en la Tierra...
Un abrazo!

Aurora Lejana dijo...

Preciosa entrada y preciosa música elegida, complementa tan bien con el texto que es una delicia.

¿Qué sería de nosotros sin colores?

Besitos!

Cecy dijo...

Esa dama nos deja ver que linda casa tenemos, llena de color, y con amor debemos cuidarla.

Abrazo en colores.

Ame dijo...

Derrama su magnificencia y se crea la perfecta combinación

Hermoso Valaf, besos

Framboise dijo...

Por mucho que nos quieran pintar el mundo de gris, mientras sepamos sacar la paleta de los colores de la poesía que llevamos dentro, podremos seguir navegando.
Precioso.
Os mando un beso del color que queraís.

elena dijo...

Posiblemente no tiene mucho que ver, en realidad no recuerdo claramente aquel texto. Pero tu relato me ha hecho venir a la memoria la creación de Narnia por Aslan el León. Con una salvedad, claro: En aquel mundo perfecto de bien, la Dama Blanca representaba el mal y el frío. En el tuyo, la Dama lleva consigo todo el color y el calor.

Llegando al alma por el camino directo, como siempre. Un post extraordinario, gracias por compartirlo.

Besos.

juliano el apostata dijo...

tú has puesto letra. mi comentario es musical...
http://www.youtube.com/watch?v=eXNCHmbjuIE

medio beso.

Rochies dijo...

tus letras hoy son acordes. Parecen escritas sobre un pentagrama de color e imagen.

Mari dijo...

¡Otro poema en clave de prosa!...;))

Escucha: existen personas que son capaces de percibir algunos colores cuando escuchan música, también al contrario. A esta capacidad se la denomina sinestesia...Me da que me pongo "colorá"...¡Y no es sinestesia entre tus letras y la maravilla de canción que nos pones!...;P
Un besito, cariño -¡Te quedó precioso!...;))

Beatriz dijo...

toda una sinfonía en una brevedad.

Muy bien escrito
saludos

Teresa Oteo dijo...

Preciosa prosa poética!
Yo quiero ser la dama azul con su cofre y liberar los colores... qué bonita historia!
Un beso.
P.d. Te dejé comentario donde San, para ver si formamos el club de los que tienen dos chicos y se han quedado con ganas de la nena para poder comprar algunas braguitas en vez de tantos calzoncillos :)

Espe dijo...

¡¡¡Me encantaaaaaaaaaaaaaa!!! Está usted hecho un poeta, oiga.

Jara dijo...

No paran de decirnos lo bueno y lo sano que es tomar frutas y verduras, pero nadie nos dice cuantas raciones de poesía, magia y fantasía diarias necesitamos para sentirnos bien.
No sé si tu relato y la música que lo acompaña cubren la CDR (Cantidad Diaria Recomendada) pero yo me siento muchiiiiisimo mejor después de pasar por aquí.
Besos

Titania dijo...

Fresco y relajante. Lástima que sea tan corto.

Saludos.

mientrasleo dijo...

Un relato muy bonito, acorde con la música que dejas.
Besos

Inmagina (Territorio sin dueño) dijo...

Que bonito Valaf, ¿que haríamos sin los colores que iluminan y alegran nuestra vida?

LA ZARZAMORA dijo...

Muy bonito, sí señor!

Una se va de aquí con la energía renovada.
Besos, Valaf.

La Soledad dijo...

Te leo al regreso de mis vacaciones. Besitos

Fabián Madrid dijo...

Una historia preciosa, no le sobra nada. Perfecta. Un abrazo

Abismo dijo...

Parece el nacimiento de la primavera... no sé me la ha recordado ;)

Besos abisales

ana dijo...

el azul es mi color, y parece que el de muchos por estos lares jueveros, nace la vida en cada palabra.

BESOS.

ibso dijo...

Tu relato tiene la sencillez y la sabiduría de las leyendas antiguas, aquellas que las primeras tribus inventaron para explicar lo que veían a su alrededor, para explicar la creación de su mundo y de ellos mismos.
Muy bonito y preciosa música.
Un abrazo

Eva Letzy dijo...

Dicen que Gardel cada día canta mejor...
Yo digo que Valaf cada día escribe mejor...
Impresionante!!!

Any dijo...

Como a Ibso, tu texto me recordó a las viejas leyendas indígenas de mi país que tienen una historia para explicar el nacimiento de cada flor, cada árbol, cada paisaje.
Hermoso relato, es cierto que los ríos son fosforescentes, gracias a la dama por tan buen regalo!
un saludo

Carmen Andújar dijo...

Bonito escrito, rio de colores, ojalá fuera de verdad, sería maravilloso.
Un abrazo

San dijo...

En pocas líneas nos has mostrado el argumento de una película. Un texto lleno de imagenes, de color y de amor.
Me gustó Valaff.
Un abrazo.

José Vte. dijo...

Un texto que podría ser una leyenda perfecta y preciosa. Está contado con mucha poesía.
Un hermoso comienzo para este mundo tan complicado.

Un abrazo

Mari Carmen Polo dijo...

Un delicioso relato, Valaf. La tierra y el agua, creando un mundo de color perfecto.

Saludos.

Ilesin dijo...

Hermoso relato, lleno de color y profundidad. Me ha gustado mucho. Un saludo.

Pepe dijo...

Hermosa historia de amor, entre la dama azul y el río blanco. Como algunos amigos han dicho, tiene todos los ingredientes de las mejores leyendas.
Un abrazo.

miralunas dijo...

magia! magia de colores!
me ha cautivado este relato.

saludos, Valaf!

Gastón Avale dijo...

Ah... Me quedé sin palabras... Un mundo por estrenar tan colorido y hermoso. Un relato para viajar en el tiempo y ver como era todo en su origen. Si tuviera continuación seria un hermoso relato para alguien muy pequeño, cuando esa mente es inocente. Realmente un relato que vale la pena. Me parece genial. Un beso y buen fin de semana.

Esilleviana dijo...

Es precioso J./Valaf. Esa dama llena de vida con el cofre de jade, verde como los brotes de primavera, crean una sensación de renacer y casi de retoñar mientras va echando vástagos en primavera, que resulta de los más agradable.

Un abrazo :)

Sindel dijo...

Un texto lleno de magia, que nos va regalando colores a través de una historia que es poética.
Hermosooooo!!!
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Mira, mira que preciosa historia un hermoso mundo nuevo que nace todo lleno de color

Alfredo dijo...

El nacimiento de una vida que lleva el nombre de color y el apellido de poesía. El lecho de un río, cuna limpia y cristalina para la gestación más sublime de una pasión cromática.

Bello texto.
Abrazos

Encarni dijo...

Que bonito cuento, se parecen a los que me gustaban tanto a mi de pequeña. Genial.

Un abrazo.

ana dijo...

Has pintado las letras de colores con tu optimismo y tu fantasía. OLE.

Nesa Costas dijo...

Muy bonito y colorido este relato!
Y la canción...me ha encantado.
¡Besos!

casss dijo...

Sepa señor que tuve como un deja vu, al leer este mágico texto.
Y así me quedo, con esa sensación especial, que nos viene de quien sabe qué vida, qué leyenda, o qué sueño.

un fuerte abrazo.

TriniReina dijo...

Un encuentro perfecto bajo el influjo del mejor de los arco iris.

Saludos