martes, 31 de julio de 2012

Ἀλέξανδρος ὁ Μέγας

Magnus

Ajenos al hado de Mandos, pasan los dioses el tedio de sus días sobre la cúpula del Tiempo. Frente a ellos, la lucha titánica de los condenados a morir, de aquellos que navegan las sendas del destino sobre la punta de lanza de la Evolución consciente; los mismos que aman sin medida y que habrán de superarlos: los Hombres.
Estáticos, los dioses envidian nuestra inmortalidad, la única digna de ese nombre; aquella que pulsa sobre las ondas del amor. Honor y gloria en la casa de los Hombres. 

viernes, 27 de julio de 2012

Una misteriosa desaparición . . .

Alan Lee

Y fue así como ocurrió, más o menos y a vista de pájaro... 

...En eso que andaba yo festejando en la taberna vecina el final de Julio y el retorno de la paz en las tierras bendecidas (siguiendo el camino, todo recto y doblando a la derecha en el primer árbol, unos pasos más y cruzas un arroyo, subes una montaña, la bajas y allí). Pues bien, como les digo, apuraba yo la cuarta pinta y andando metido en charla animada con algunos enanos, un par de hombres, un troll y alguna elfita, me llovió una colleja tirando a sartenazo, así, de repente y por detrás, ¡zas! 

Les cuento esto por el retrato que inmortalizó el momento y que ven más arriba. Así las cosas, se explica que sin ser un hobbit y menos Frodo, desapareciera a la velocidad del rayo dejando atónitos a propios y extraños, y además les digo que por causa del anillo, anillo único aunque no el de Sauron; anillo que si bien es una delicia, lleno de manjares sin cuento, exquisiteces variadas, miel, fresas y hasta collejas...pues en ese caso me causó un dolor de cabeza que aún recuerdo, además de un sermón del diez de regreso a esta nuestra Taberna.
Y de ahí el taburete caído y la cara de pasmo del personal...


PS: Llevo caaaaascoooooo, jajajajajajajaja...

miércoles, 25 de julio de 2012

martes, 24 de julio de 2012

Aguamarina

Otras veces, la demora nocturna entre las bóvedas del bosque, piel del Penyagolosa, dejaba entrever retazos de un lienzo azul marino cruzado por estelas de luz, luces, chispas de estrella cuyos pródigos recursos en el arte del deseo enmudecían ante la certeza del tesoro conquistado, tu alma. Olías a coco y vainilla, sí, lo recuerdo, veinticuatro años no son nada cuando un ángel guarda tus días y bebe tus noches. 

Y hueles a lavanda, mi vida. Y a jazmín, y a Dondiego de noche; cintura ceñida con hilo de plata y broche de aguamarina. Y alzas la mano y orquestas los cielos, deteniendo el tiempo con tu aliento, pintanto mi espíritu de azul turquesa. Y mi cuerpo de escarlata encendido.


lunes, 16 de julio de 2012

viernes, 13 de julio de 2012

Deneb

Blanco cascabel entre las teas de madrugada, rumor de caracolas en el corazón del bosque. El céfiro tardío mece las copas de los pinos, llamando al mar sobre las yemas de la montaña. Es verano y el verano invita al raso; verano en la montaña, claro de cielo, al calor de las teas de tus ojos, antorchas de tus yemas. 
Sobre nosotros, el Cisne extiende sus alas y Deneb nos baña con su luz milenaria.


miércoles, 11 de julio de 2012

Chispa celestial...;P



"...Felices, como vuelan sus soles
Por el maravilloso plan del Cielo,
Recorred, hermanos, vuestro camino,
Alegres, como un héroe a la victoria..."

"...Alegría, bella chispa divina,
Hija del Elíseo,
Alegría, ¡ bella chispa divina !"


Fragmento de Oda a la Alegría -Ode an die Freude. 
Obra escrita por el poeta Friedrich von Schiller (1759-1805)

domingo, 1 de julio de 2012

Drakkar


 Islandés, en el mascarón de proa.
 Dragones.



" Venimos de la tierra del hielo y la nieve, 
del sol de medianoche, donde brotan cálidos manantiales.
El martillo de los dioses conducira nuestras naves a nuevas tierras,
para combatir a las hordas, cantar y gritar, ¡Valhalla, allá voy!"
Avanzamos con la fuerza de nuestros remos,
nuestra única meta será la costa del oeste, 
venimos de la tierra del hielo y la nieve, 
del sol de medianoche, donde brotan cálidos manantiales
que verdes son tus campos,
y pueden susurrar historias sangrientas
de cómo calmamos las mareas de la guerra.
Somos sus señores "

Parte del tema "Immigrant Song", de Led Zeppelin
( Meeerci, Mari !! )

Caoba

Tu nombre sabe a mar; a mar tranquila, aguas dulces y claras que duermen entre mis brazos; aguas profundas, aguas cálidas; aguas que se abren entre mis manos y acunan mi mente; aguas que encienden mi corazón y pintan mi alma de azul inmortal. Aguas que enloquecen mis sentidos. Y tu nombre, reina de las estrellas, tu nombre es tempestad, ciclón, furia y vida, vida sin medida; agua encendida, mar sin límites.

Océano, mar que navego entre caricias y susurros, guiños y complicidades; destellos en tus labios que funden mis armas, entre espasmos dulces de sabor salado y perfume a diosa, a mujer. De reina mojada por el mar y coronada por mi amor.