domingo, 29 de abril de 2012


El arte da forma a lo incorpóreo, de alguna forma cristaliza las corrientes que se deslizan por nuestros abismos interiores. En el arte, sea cual sea su formulación, el alma abre una ventana sobre el mundo e irradia sobre él la luz de sus paisajes; de sus simbolismos y metáforas. El arte es la piedra de Rosetta que da voz al misterio del espíritu humano.

En la imagen, la sensualidad enamorada cabalga sobre la nobleza, fundiéndose en un sólo cuerpo; en una única realidad capaz de sacudir los cimientos del mundo.

4 comentarios:

mientrasleo dijo...

Yo aquí, y no es por malmeter, libreme Dios... lo que veo rara es la barriga del caballo....
Me encanta la música!
Besos

Valaf dijo...

jajaja, a ver, QUÉ LE PASA A LA BARRIGA DEL CABALLO, eh???

La música es una preciosidad, cierto. De los Scret Garden.

Un beso

Mari dijo...

Arte, ars, artis...Sublimación, quintaesencia del esfuerzo comunicativo del espíritu humano...¡Qué bien lo has dicho! Arte escrito.
Un besito, cariño...;))

La canción es una preciosidad...;P

Valaf dijo...

Ars gratia artis, de la Metro...

...pero qué arte tie mi niña, olé!!!, jajaja