lunes, 2 de abril de 2012

Azar

Decía el matemático francés Henri Poincaré que el azar es la medida de nuestra ignorancia, no obstante, yo no lo creo: el azar nos revela el aspecto más fascinante de aquello que es...

Galopan los corceles
por caminos de diamante,
bajo sus cascos resuenan los cristales.
Al fondo, se enciende una hoguera.

...Mientras tanto, nuestra mente pulsa las cuerdas de un extraño laúd y cada octava es resuelta entre los dolores de un parto sublime. Sobre las piedras de un camino polvoriento descubrimos el polvo de estrellas y estas nos devuelven la Fe y la esperanza en nosotros mismos, y en llegar a rozar siquiera los hilos que gobiernan el teatro cósmico, por cierto.

Bajo las estrellas y entre las estrellas del cielo de otro mundo
el asombro de un niño es la victoria sobre las almas cansadas;
 sobre las mentes que se arrastran, como gusanos derrotados, 
ajenas a la épica del amor
y la nobleza de la amistad sincera.

Al final, el azar no resuelve la certeza en el amor y el regalo de la amistad, dos gemas que brillan desde alturas desiguales y con luces diferentes. Ambas, sin embargo, el regalo de los dioses y la envidia de los hombres.

24 comentarios:

mientrasleo dijo...

Joder, que buena mezcla has hecho.
Dos tonos, dos formas un fondo.
Me ha gustado mucho, Mr Valaf
Besos

Espe dijo...

Da gusto dejarse caer por aquí de vez en cuando y leer estas cosas tan bonitas y que hacen pensar... Por cierto, le he dejado a usted un regalito en mi taberna. ;-)

merce dijo...

Afortunados los que somos bendecidos por ese azar y disfrutamos de esos brillos. Paralelos, compatibles y hermanados, cada uno en su lugar y en su tiempo, de múltiples formas y matices pero todos ellos, ensalzando y sublimando el espíritu.

Milord, a veces, algunas veces, lo clava Vd. Y esta es una de ellas, enhorabuena.

...Y qué decir de la música, esa irlandesa melancólica de dulce voz, que a veces arranca las lágrimas al legionario más curtido.

Besos.

- dijo...

hm, a mi me parece obvio que el azar es la medida de nuestra inconsciencia. La idea de la medida de nuestra inconsciencia.

Así se trasciende la limitación humana. Dando por sentado con humildad tales limitaciones. Tal guión preescrito.

Pero claro, llegar a tal punto de consciencia, no es algo normal, es una rareza en la especie humana.

Cineverch dijo...

Impresionante post, Mestre. De verdad que me ha encantado.
Mucho se podría disertar al respecto... pero lo dejo para una tarde en la taberna con unas buenas pintas... y que el azar nos irradie favorable.

Valaf dijo...

Rediez, muchas gracias, Sil. Y eso que me he cepillado la foto, jajajaja

Un beso

Valaf dijo...

Gracias, Espe !! Ya lo tengo puesto y marcando hacia tu taberna. Merci !!!

Un beso

Valaf dijo...

Milady, a veces, sólo a veces, se marca usted unos comments de una belleza incuestionable.
Cierto, el espíritu humano se nutre de intangibles y el amor y la amistad son, quizá, los más poderosos.

La música es una pasada, sí. Más que al legionario, yo diría que pone los pelos de punta al Vikingo más pintao, jajajaja

Un besazo

Valaf dijo...

Senaden, eso me recuerda la existencia de una especie de orden implicado, algo así como al que apuntó David Bohm. Azar e inconsciencia, en ese punto recuerdo a Sri. Aurobindo y, mirado de cerca, creo que estás en lo cierto.

Valaf dijo...

jajaja, merci, Spider..,sí, sí, el azar y lo que quieras, ahora bien, lo que no será aleatorio es quién paga el bebercio, ehhhhhhh...el trepamuros!!!

- dijo...

Bueno, yo personalmente lo estoy, en lo cierto, no se tú. Pues esto es algo que individualmente puedes vivir.

Sincronicidad con lo que es. Interactividad directa con lo que es.

Despues de todo lo que he vivido, no existe la casualidad.

Si crees en el azar la ilusión de azar forjará tu consciencia para proporcionarte las experiencias que subconscientemente busques.

Consensuar qué es la realidad, es sólo una forma de trance colectivo, en busqueda de experiencias colectivas.

Mari dijo...

Ya te digo...La composición es una preciosidad, cielo, además, el fondo de la misma es bellísimo.

El amor, mi amor, es el aire que respira el alma: en él es eterna, dichosa, feliz, segura...:P
Tal y como dice Merce, discurre en paralelo con la amistad: dos perlas que alimentan el alma del ser humano e iluminan sus cielos.
Un besito, amor mío...;))

Valaf dijo...

yo tampoco creo en la casualidad, Oscar, la red es tan complicada y los nudos tienen tantos Inputs que las salidas son de todo menos casuales.
Si nos referimos a la realidad como una consecuencia del consenso, volvemos a estar de acuerdo. Al final, la vivencia personal resuelve la incógnita aunque no necesariamente da con una solución satisfactoria.

Valaf dijo...

Uf, nena. Si et sembla, et contesto d'una altra manera...

Ah!, MAAAAAAAAACA !!!!!!!

- dijo...

Que no da con una solución satisfactoria?, dudo que hayas caminado todos los caminos caminables como para hablar de esa manera. Fé, usa la fé.

Más fé y menos matemática.

mágico dijo...

Esto del azar me suena al recurso estrella cuando la mente hace corta, ignorancia, inconsciencia e incompetencia. Cuando las caras del dado son números irracionales la fe o la inocencia de ese niño son el camino para el entendimiento.

Te has salido con el post, mestre.

- dijo...

No existe dado alguno.

El dado, y la cara irracional del mísmo forman parte de la idiosincrasia que adoptan aquellos que no reconocen la humildad de su situación.

;)

mágico dijo...

Tire el dado, senaden, si sale del uno al cinco no reconoces tu humildad, si sale seis vuelves a tirar.

ôô
__

- dijo...

no hace falta ser humilde, la humildad de nuestra situación existe, se comporte uno como se comporte.

mágico dijo...

Yo no lo soy, mi arrogancia me dice que sería la muerte del ego.

Esilleviana dijo...

La casualidad hace que nos encontremos con personas, cosas o situaciones concretas, solo que depende de nosotros que aprovechemos o no con lo que nos encontramos.

También me gustó está combinación de verso y prosa, con un estilo muy refinado.

un saludo Valaf :)

Valaf dijo...

Y mira que se ha escrito y dicho sobre el tema de la casualidad y su alter ego, la causalidad. Al final es como todo, depende de cómo lo mires.
Un Universo Hamiltoniano o Superhamiltoniano? Observamos desde fuera o desde dentro?

Es un tema fascinante.

Y graaaacias!!!

Un beso

ಠ_ಠ dijo...

el que se esfuerza por ver sentido y sacar jugo a todo vive la causalidad, el que no, lo otro.

si al principio puede costar lo primero, con el tiempo se hace y se vive sin esfuerzo.

ಠ_ಠ dijo...

aunq si me fijo en la definicion de diccionario de "casualidad", puede ser lo mísmo que causalidad en el sentido de que por lo general, contienen circunstancias impredecibles dependiendo de la inconsciencia de uno.