lunes, 27 de febrero de 2012


Cabalgamos nuestros sueños sobre praderas espectrales, sobre verdes fosforescentes que palpitan bajo nuestros pasos; tierras fantasmales que insuflan vida al yo encarnado, otorgándole y recordándole su filiación con la eternidad. Nuestro es el don de soñar, nuestra la potestad para secar y matar esa corriente viva que nos vincula con la maravilla, con la Creación.
Dadme una vela y la llama que baila en su cúspide, dádmela y tendré el infinito ante mis ojos. Dadme la palabra, dádmela y navegaré los cielos en la tierra, con la nobleza de quien reconoce el don del verbo. Dádsela a cualquier Hombre digno de ese rango, dádsela y edificará el futuro.

19 comentarios:

laindefensiónaprendida dijo...

Casi me haces llorar ¡Qué bonito!.
Es que estoy algo pensativa sobre la vida y el mundo y el futuro y la muerte y la ilusión y la juventud y la vejez y el cielo y el infierno y la luna y...Grecia.
Un beso

mientrasleo dijo...

Con esa solemnidad... cualquiera niega nada.
Besos
PD. buena puntualización la del hombre digno.

Las Gemelas del Sur dijo...

Suspendida por tus palabras en esa onírica ingravidez me atenaza el pánico de pasar "de la nobleza del don del verbo" a la espantosa realidad que los atrapa y fagocita.

Besos a pares.

Wafah dijo...

Bonito texto, si señor. Por cierto ¿quien canta y cual es el título?
Saludos.
Visita mi blog El Crisol: Cambiando Paradigmas por Ken Robinson

Mari dijo...

Otra genialidad, cielo...¡Es precioso!

Buscaba en la red algún poema sobre las personas sin sueños, finalmente he dado con este, sin embargo, desconozco al autor. Dice así:


"Un hombre sin sueños
es como un barco sin mar.
Como una ola sin roca,
como una estrella sin noche;
como un árbol sin hojas, sin raíces.
Un hombre sin sueños
es como una sombra sin sombra.
Está vacío, como un templo sin dios;
no tiene pasos, ni luz, ni esperanzas.
No tiene ni siquiera muerte…
Porque jamás ha estado vivo."


No cambies nunca...
Un besito, cariño...;))

Valaf dijo...

Me alegra que te haya gustado, Casandra. Y bien, es un texto que habla sobre la esperanza y sobre aquellos que la visten de negro, muertos en vida, al fin y al cabo.

Un besazo, Casi (y ánimo, mucho ánimo)

Valaf dijo...

Quizá es la frase clave, Sil. Pues no eres detallista ni nada, jajajaja

Un beso

Valaf dijo...

La cuestión, gemelas, es la siguiente: de quién depende el que esa "realidad" espantosa que nos atrapa y fagocita, siga su curso? Yo creo que te refieres a estructuras hechas por estúpidos y que pueden ser cambiadas por Hombres. Y si pensamos que eso no es posible, entonces no lo es en absoluto.

Un beso

Valaf dijo...

Gracias, Wafah.

La canción es de Gamma Ray y lleva por título "A while in Dreamland"

Un saludo

Valaf dijo...

Nena...

Una persona sin sueños no puede ni siquiera morir porque nunca ha vivido. Me encanta esa idea. Además, resume perfectamente el espíritu del texto.

Tengo lo mejor que puede tener un hombre, yo tengo a la Reina...;P

Ah!!

GUAPAAAAAAA !!!!!

mágico dijo...

Bien dicho, Valaf. Me ha llegado hondo.

Dadme un despertador y lo volaré en mil pedazos. Menudo invento masoquista!

Abismo dijo...

Es un sueño inmensooo, y precioso
ojalá tengas el infinito ante tus ojos :)

Besos abisales

Watashi wa dijo...

Soñar es admirar el infinito en el alma de quién además de poseer el don del verbo escrito, es capaz de edificarlo...

Y al despertar el infinito, creaste una Maravilla.

Profundamente precioso Valaf.

Felices Sueños

Mar dijo...

"Dadme la palabra, dádmela y navegaré los cielos en la tierra, con la nobleza de quien reconoce el don del verbo"

La palabra, el verbo son las armas más poderosas que el hombre tiene. Usemoslas bien.

Bss.

Valaf dijo...

Bueno, si, mag...a ese también me lo cargo de un gracil vuelo desde la mesita a la pared.

Valaf dijo...

Merci, abismo !!

Ojalá todos lo compartamos.

Un beso

Valaf dijo...

Jo, Watashi...me sonrojas.

perooo


GRACIAS !!!

Un besazo

Valaf dijo...

La palabra,


La palabra crea, ennoblece y envilece. Unos la maltratan vaciándola de contenido y otros la respetamos.

Un beso, Mar

María dijo...

Cabalgar sueños... dejarlos aflorar en libertad...

Me encanta la imagen.

Estoy escuchando la música del reproductor de fondo, está muy bonita.

Un beso.