sábado, 21 de enero de 2012

Era de noche y la hora temprana. Entre sueños inquietos, casi a duermevela, escuché la voz de un ángel que parecía venir del jardín. Inquieto, me asomé furtivamente a la ventana y mi corazón quedó herido de amor, pues te vi danzando bajo la luna, junto a la fuente y entre las flores; tu cuerpo desnudo y tus negros cabellos que azulaban bajo lámparas de plata y luceros encendidos; largos, suaves y lisos cabellos, cascada de jade negro sobre tu espalda.
Abandoné entonces la ventana y salí a comprobar la mofa de Morfeo, seguro de sus ardides con mi sueño, pero no, mi ángel estaba allí, bañándose con la luna. Quise morir, Dios, cuánta belleza y cuánta dulzura. Todavía recuerdo cómo me miraste, cómo me diste la mano y cómo me besaste. Sí, tras el beso brillaron tus ojos y sentí tu calor en mis manos. Ocupaste mi lecho, incendiaste mi alma, devoraste mi cuerpo y te fundiste conmigo. Para siempre, amor mio, para siempre.

14 comentarios:

Mar dijo...

Mon dieu! Bendito desvelo!

Ya me gustaría a mi desvelarme tal que así, y no por los ladridos a deshoras de los h.p. de los perros de mis vecinos :(


Bss,

Antony Sampayo dijo...

¡Qué bárbaro, Valaf! Y que envidia sana.


Abrazos.

Towanda dijo...

Ostras ¡qué pasional!, me encanta el encuentro con esa dama tan hermosa que ya imagino quién será.

La verdad es que desprendes amor y sensualidad por los cuatro costados y te felicito por ambas cosas que está una ya harta de encontrarse con tipejos absurdos y babosos que nunca hablan con amor de sus parejas... He dicho.

Un besazo, y sigue cultivando esos sentimientos y esas pasiones que tanto te devoran.

mientrasleo dijo...

Precioso, y no digo más que ha sonado a publicación privada y me da reparo.
Besos

Valaf dijo...

Bendito sea!!

Unos perros, de madrugada y encima ladrando?? Me suena a verano, jajajaja...

Un beso

Valaf dijo...

Gracias, Antony. Estoy seguro que podrías escribir historias parecidas y sin despeinarte.

Un abrazo

Valaf dijo...

Merci, Towanda. Bueno, sobre eso que dices, pues una verdadera lástima, la verdad. Nada como cantarle a tu pareja (pero no a la ventana, como cuando chiquillos, más que nada por la maceta que te puede caer, jajajaja). Si, también conozco tipos de esos, tienen pareja pero como que la esconden bajo la alfombra. Lamentable.

Eso, eso, que me devoren, jajaja...

Un beso

Valaf dijo...

Bueno, mientrasleo, es un texto con musa real y escenario literario. Es decir, que puedes opinar sobre la estética del mismo sin el menor problema. Aunque ya lo has hecho y te doy las gracias por ello.

Un beso

mágico dijo...

Miraste bien en el jardín, no había ninguna bestia escondida hipnotizando al bello ángel? Tiene que ir al tanto, Milord, Drácula ha vuelto.

Tuvo suerte de salvarla a tiempo, por si acaso mañana me quedaré yo en el jardín voyeureando, digo vigilando.

Valaf dijo...

Ah, pierda cuidado, Lord magicus. La belleza y la dulzura no tienen que asimilarse a la debilidad o la falta de recursos. Verá, si se tercia y tiene ganas, es perfectamente capaz de poner en evidencia a toda la cohorte de malos, malotes, espabilaos y espabiladas que polulan por el jardín. Solo que no creo que se rebaje a ello, recuerde que es un ángel y los ángeles son muy inteligentes, además de elegantes.

Dicho esto, como le pille a Vd vigilando, puessssssss, ya la hemos liado, jajajajaja...

Y por cierto y ahora en serio, ya me dices para cuando la peli del Batman (y me pasas esa del Caballero oscuro)

Mari dijo...

Bueno, bueno, bueno...¡Qué sofoco!
Ya te digo. Escucha, ahora te cuento...;))
Un besito, cariño -uf.

Mar dijo...

Los perros de mis vecinos (a los animales me refiero...) no distinguen estaciones.

Bss.

Valaf dijo...

Jajajajajaja...

Un petonet, GUAPA!!!

Valaf dijo...

Ya sé que son los animales, mujer!! Yo decía eso del verano porque donde lo pasamos se escuchan por la noche los perros de un vecino (se ve que al ver gatos o yo qué sé)

Un beso