martes, 31 de mayo de 2011

Y Hefesto golpeó con furia,
la unión de dos almas fue forjada,
el arco tensado
y dos flechas de oro
disparadas rumbo a las estrellas.
Y Ulises navegó mares sin carta
con su bella Penélope,
su amada Penélope, la de negros cabellos
y mirada infinita.
Penélope Gilthoniel, así la llamó
dulce dama del Egeo
dulzura y fuego
luz, vida y tesoro
de Ulises el navegante.

lunes, 23 de mayo de 2011

23/5/95

 

No hi ha meravella més gran, ni misteri més profund...

Per molts anys, Zac

sábado, 21 de mayo de 2011

Desplegó su aliento en notas inaudibles
miró y quemó la nada.
Y el Dragón de mil cabezas comenzó su obra
tejiendo dimensiones sin nombre,
anudándolas en abismos sin fin
en sus propias entrañas, voluntad pura.
Y giró, giró con deleite pariendo el tiempo,
soñando los cimientos de la consciencia
para verse a sí mismo
desde las mil cabezas del Dragón.
Y me soñaste y te sueño,
veo tu rostro y navego tu fuego
con la proa hacia tu centro.

miércoles, 18 de mayo de 2011


Gentileza de mágico ¡Gracias, nen!

*
 
A Elbereth
Dama dels estels, Silmaril de Vingilot
Senyora de l'Egeu, Reina de la meva ànima.
A tu, sempre a tu...

lunes, 2 de mayo de 2011

Así habló el Rey:

He aquí que escucho lenguas grises
sobre un cero que pulsa en la alegría
cuando la alegría se adueña de la vida;
a los cuervos escucho cantar
sobre la certeza del dolor en la Tierra;
los veo murmurar y maldecir,
arrancarse sus plumas negras y chillar
que todo es vanidad;
veo cómo arrastran el Cielo
en el polvo del camino
vistiendo de negro cualquier esperanza.
Tristeza de corazones necios
almas pálidas, traslúcidas,
almas pequeñas, receptáculos del miedo.

Detesto el gris
y desprecio a quien vive muerto
arrastrando el milagro por el fango;
el milagro de sí mismo, vistiendo la vida de luto.
Me repugna la decadencia consentida, la desidia
vestida con el disfraz de la luz
y desprecio a quien se acostumbra a sus lágrimas,
cobarde indigno de la casa de los Hombres.
Sí, me avergüenzo de quien se diluye para Ser;
de quien sucumbe a voces fracasadas
en la noche de los tiempos o ayer mismo. Cantos de sirena,
impotencia, miseria y mediocridad barnizadas de sabiduría
porque quiero Hombres, no juncos al viento,
porque rompemos y creamos,
que fluya el río, si quiere y le da la real gana.

Reniego de quien ironiza sobre el amor,
estandarte del reino y fuerza de los Hombres,
mueca falsa, mueca triste
risa muerta.
No me escondo: amo y amo con locura
vivo sin escudos, no los necesito. No los quiero
y no me congela el presente. Estoy vivo,
construyo futuros
y juego con el tiempo, desde el tiempo
más allá del Tiempo.
Y hago temblar a los soles,
porque soy un hombre que ama
y lo sabe.

domingo, 1 de mayo de 2011


Les meves felicitacions, 
a totes les mares en general i a dues en particular.