domingo, 18 de diciembre de 2011


Edades incontables guardan el secreto de los cielos; de cómo la historia empezó en el tiempo y en el tiempo la memoria. Dicen los que saben que un niño pintó esferas en el lienzo de sus ojos, esferas de colores; dicen que las hizo girar y de sus entrañas brotó el fuego. No lo sé, suena al cuento que se cuenta alrededor de una hoguera bajo las estrellas, pero miren, yo creo que las cosas bonitas lo son porque guardan el germen de lo maravilloso; la semilla de la alegría que siempre es luz, luz en el tiempo, memoria. Y quizá por eso escribimos. Y es por eso que amamos.

24 comentarios:

Ana Laura dijo...

Sin la menor duda es por eso que amamos... Muy bonito.

Saludos!

Valaf dijo...

Gracias, Ana. Y sé bienvenida!!

Saludos

María dijo...

Valaf, qué cálida canción nos regalas hoy, ¡cómo me gusta!

Y las letras fluyen desde los sentimientos y van latiendo de amor, y es porque las cosas bonitas llegan al alma, y son como un rayo de luz, de esperanza, de ilusiones, de magia, porque el amor es todo eso, y porque es el alimento de cada uno, y sin amor no se puede vivir.

Gracias por permitirme volar con la música y con las letras, un placer haber estado hoy en tu rincón.

Un beso.

mágico dijo...

Esos grandes misterios son los que producen soñar y soñar nos produce un montón de cosas maravillosas.
Por eso digo que benditas dudas que nos acompañan, tú, qué sería de nosotros alrededor de una hoguera.

Towanda dijo...

Si los que saben dicen que fue un niño es porque realmente sucedió así. Creo que los niños guardan una esencia, que muchos adultos han perdido, y que nunca debieran haberlo hecho.
Un cuento contado alrededor de una hoguera es algo que recuerdo con especial dulzura de mis años de campamentos.
Mis padres me solían enviar en verano porque era algo asquerosilla para comer y en esos sitios, o comes o comes.
Personalmente, soy alegre e incluso excesiva a veces y me encanta rodearme de personas que también lo son, por eso me gusta acercarme aquí.

Un besazo enorme y mis felicitaciones por unas palabras hermosas conjugadas con una música impresionante.

¡Y mañana, lunes!

Valaf dijo...

Ostras, muchas gracias, María. Un placer que te guste pero sobre todo, un gusto verte ya más contenta.

Un beso

Valaf dijo...

qué seríamos sin las dudas? Lo más importante no son las respuestas sino las preguntas. Y estas no vienen si no hay dudas.

Ep, alrededor de la hoguera y que corra el Whisky!!

Valaf dijo...

Curioso, Towanda: adulto-adulterar, no sé si ese parecido será casual o tendrá ago que ver con raíces compartidas.

Pues mira, eso de las acampadas está de lujo. Nosotros las solemos hacer justo en la montaña que ves en la cabecera del blog. Sus noches son espectaculares y las estrellas casi que se tocan con las manos. Antes, cuando el tema de los incendios forestales no era tan preocupante, dejaban hacer pequeños fuegos con la debida protección y en sitios descubiertos de vegetación (ahora ni eso). Las historias que se cuentan adquieren un matiz muy especial y si vas con niños, como es nuestro caso, las caras que ponen te acercan a historias que ya casi parecen olvidadas en estos tiempos tan "ajetreados"

Bueno, tu rincón virtual es también especial, no en vano te sales cuando escribes.

Un beso

Towanda dijo...

Adulto- adulterar, seguro que tienen raíces compartidas.

Jolínes, qué pena que al crecer perdamos alegría y luz. Será que tiene que ser así, pero yo me niego...

Oye, que esa montaña (la de la cabecera de tu blog) es muy alta para hacer veladas nocturnas. Eso sí, es impresionante la foto.

Lo dicho, un gusto haberos conocido en bloggilandia.

Valaf dijo...

Y yo!! No, me niego a creer eso.
Creces y adquieres responsabilidades que no tienes de niño, OK; creces y a veces la vida te muestra aspectos nada amables y si me apuras, despreciables. Pero aún así, es posible mantener esa llama en nuestro interior, la alegría, la dulzura, la luz. Estoy convencido de ello.

jajajaja, no, en el pico, no. Verás, esa montaña es el Penyagolosa, 1813 m (poca cosa). A unos 1400 m, cerca del santuario de Sant Joan de Penyagolosa, hay una zona de acampada libre (ohhhhh, MILAGRO). Me refiero ahí.

Pues gusto compartido, hala!!

laindefensiónaprendida dijo...

¡¡¡!!!Pues yo he estado este verano allí¡¡¡¡ pero sin acampar. Maravilla de las maravillas.
Y...el amor es lo único que merece la pena en este mundo, lo único. Las endorfinas, las pasiones, el vino, el placer, la alegría y... pregunto ¿cuántas veces nos enamorados en una vida? ¿¿¿???una, máximo dos. ¿Por qué? porque es DIFICILÍSIMO enamorarse (no sé si el tema era ese) ¿Por qué? no lo sé, la verdad Valaf no lo sé. Pero tu texto es, sencillamente precioso y cierto.
Ah y gracias por los consejos.
(Esto del blog tiene gracia, en serio, tiene gracia).
Un beso

Simple Mente dijo...

Claro, entre tanta señora hermosa y textos picantones me escribes esto y... me descuadras completamente. Pero está bien, muy bien, que así sea. Siempre sostuve con mano firme que más allá de la verdad hay otras cosas que por bonitas merecen la pena. Quizás por eso y no otra cosa, en su día, me diera por empezar a escribir haikus. ¡Viva la fantasía!

Un abrazo lleno de buenos deseos y, ya puestos, desearte a ti y a todos tus lectores: ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

mientrasleo dijo...

Hermosas palabras las que nos traes hoy, de cábalas hermosas sobre momentos bellos.
Un saludo

Valaf dijo...

Has estado allí??? Rediez, qué pequeño es el mundo, Inde. Realmente es un lugar especial, no es que sea de un exuberante hasta allá, no, pero muy especial. Me alegro que apreciaras esa belleza.

Bueno, realmente el amor es la piedra angular del Hombre, si se tiene, se le canta, si no se tiene, se obvia o ridiculiza (así es la naturaleza humana). Me parece que tú has amado y/o amas intensamente. Felicidades.
Gracias por lo que dices, Inde!!

Un beso

Valaf dijo...

jajajaja, Simple Mente...ECHO DE MENOS ESOS HAIKUS.
Bueno, ya sabes, no sólo de pan vive el hombre. Quien renuncia a la belleza, realmente, ha muerto.

Feliz Navidad!!!!

Un abrazo

Valaf dijo...

Gracias, mientrasleo. Como sabes la Cábala es algo serio, casi mágico. Además, se dice que alguien hace "cábalas" cuando supone cosas sin fundamento. Bueno, como sabes la literatura está llena de cábalas del segundo orden...y hasta llegan a gustar y todo!!

Un saludo

Mari dijo...

Prosa poética, prosa que fluye desde muy adentro...Prosa escrita desde la memoria, desde el amor.

Ya te digo, no es nada fácil hacer lo que tu haces en apenas cinco minutos -no me digas que no...Doy fe con mis ojos...;)
Un besito, cariño...;))

Ignacio Carcelén dijo...

Y amamos escribir, algunos más que la vida, ¿por qué no?

Valaf dijo...

Prosa que flueix des de tu, la meva vida, vida meva.

Bueeeeeeenooooooo, collons!!!, no mirava el rellotge, jajajaja...

Muaaaaaak !!!!!!!

Valaf dijo...

Bueno, Ignacio, yo supongo que escribes si vives por lo que si amas escribir amas la vida. Yo lo hago

Mar dijo...

Luz. Que nunca nos falte. Luz, cuando todo lo que vemos es oscuridad, luz para que alumbre nuestros pasos allá donde vayamos.

Y sobre todo, que no nos falten las luces en nuestra cabeza ;-)

Bss.

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

La llama del amor, solo se prende cuando se pone pasión a lo que hacemos.

Abrazos alados, Valaf.

Valaf dijo...

Sí, sí, Mar, que no falte la luz. En nuestras cabezas???, uyuyuyuyuy, jajajaja...

Un beso

Valaf dijo...

Amor y pasión van juntos, así es, Diana.

Abrazos