martes, 27 de diciembre de 2011


15 comentarios:

mágico dijo...

En el corazón?? Anda que está tonto el orfebre.

Ahora vas y lo buscas, jeje


Ep, Everest, K2 o trucaje??

Valaf dijo...

Exacto, lo guardó allí donde los Hombres no suelen mirar (pero cuando lo hacen, fliiiiiiiiiiiipan en colores, jajaja)

No qué va, es el Cervino, en pleno Zematt. La foto original es del Wallpaper, ya sabes, formatos de la hostia. La he recortado para que quede apaisada, aunque se pierde la panorámica. Además, la he oscurecido y le he dado un poco de brillo, más que nada para resaltar el rojo del sol en la cumbre.

Ep, a mi me recuerda a Cadahras que lo flipas.

Towanda dijo...

Después de Rufino, vengo a la calma.

Menudas palabras tan hermosas y tan bien adornadas con la música y la fotaza...
Creo, como dice Mágico, que el único lugar donde se pueden guardar las cosas que realmente tienen valor es ahí mismo, en el corazón.

¡¡¡Precioso conjunto!!!.

Un besazo enorme.

Antony Sampayo dijo...

En el alma corren menos peligros las cosas de valor, pues el corazón a veces es débil.

Abrazos.

Valaf dijo...

Gracias, Towanda!! La foto es la repera, muy bonita. Y así es, sólo el corazón (en este caso, sinónimo del alma) guarda el tesoro más valioso, la fuerza que guia y construye universos enteros: el amor.
El amor, que se hace personal en el ser que amas, que adoras; en el ser sin el cual uno sólo es mitad.

Tuve la inmensa suerte de dar con él, hace ya 25 años. Mi dulce Mari.

Un beso

Valaf dijo...

Cierto, Antony. En este caso, como le digo a Towanda, corazón y alma son sinónimos.

Un abrazo

Towanda dijo...

Viene un poco a cuento esta larga leyenda (que bien seguro, conocerás)...

"Zeus tuvo una reunión con los demás dioses para determinar el mejor sitio donde esconder la felicidad.
Después de mucho reflexionar y debatir el primero en hablar fue Poseidón, Dios de los mares,”… escondedla en el fondo de mi lecho, allí nunca llegarán.”
– “No puede ser “contesto Zeus, ” he visto el futuro y el hombre llegará a tu lecho más profundo.”
“Escondedla en mi cima mas alta” propuso Olympo, Dios de la montaña. Tampoco, respondió Zeus, “…he visto el futuro y el hombre conquistará todas tus cimas mas altas”.
“Entonces envíala al rincón más lejano del Universo” propuso el Dios del Sol.
“Alí también llegaran” respondió Zeus.
“Pues entonces escondedla en su propio corazón” propuso Tyche el dios del destino.”
¿Por qué en un sitio tan fácil?” pregunto Zeus.
” Porque yo también he visto el futuro…” dijo Tyche ,” …y he visto que el hombre estará tan ocupado buscando la felicidad en los mares, las montañas y el espacio, que muy pocos pararán para buscarla en su propio corazón.”

La he rebuscado por ahí porque no la recordaba completa... a mí me gustó cuando la escuché.

Besos.

Mari dijo...

Cielo, tal y como dice Towanda...Una composición exquisita.

También tuve la fortuna de hallar a mi mitad, hace veinticinco años...Mi vida no es nada sin ella, mi tesoro más preciado, mi amor, mi vida. Te quiero, cariño...;P

María dijo...

Menudo cambio... de aquella marcha de Luz Casal, a esta música envuelta en paz, tan cálida, y es que a estas horas prefiero la calma, y esta música me ha venido bien después de la canción tan movida de Luz Casal jajaja.

Un beso.

mientrasleo dijo...

Pufff de anteayer, estoy por hacerme un "cardao".
Vaya marcha que tenéis, no?
Besos

Valaf dijo...

Jo, gracias Towanda!! Claro que lo conocía, creo que en otra versión pero la idea es la misma que el texto que pones.

Algo así como aquel chiste del tio que busca denodadamente bajo una farola y en plena noche, cuando va y se le acerca otro noctámbulo..."qué busca, puedo ayudarle", "pues busco las llaves", "pues aquí no están, parece", "ya, es que seguro que andan por casa", "entonce, por qué no busca allí?", "es que aquí hay luz"

Gracias por buscarlo!!!

Un beso

Valaf dijo...

Nena...

T'estimo...

Valaf dijo...

jajajaja, los contrastes de la taberna, sin duda.

Un beso, María

Valaf dijo...

Toda la que haga falta y más, mientras. Jajajaja, al loro que igual te tenemos que llamar de Vd, nunca se sabe.

Un beso

Mar dijo...

Muy cauto el orfebre al guardar tan preciada gema en un lugar tan inaccesible.

bss.