martes, 22 de noviembre de 2011


Imaginamos lo que ya somos.
Ni una coma de nuestros sueños faltará a la cita
en la larga marcha del Hombre y su Historia.
Suyo es el don del Orfebre.

18 comentarios:

Mari dijo...

"Rozan los versos como alas ungidas de lírico ungüento
sobre las frentes, que se abren cual rosas de blanca alegría;
y un abanico de ritmos celestes el aire deslía,
cual si moviera sus plumas de magia de Dios el aliento" -Salvador Rueda.

Cielo, la fuerza de lo que has escrito es inmensa, vibra el alma.
La música invita a volar...
Un besito, cariño...;))

María dijo...

¡Qué bonita es esta música! la he escuchado varias veces, es que tiene una fuerza impresionante.

Y ya de imaginar imagino que con la música alzo mis vuelos y llego muy lejos hasta un océano azulado donde existe paz y belleza, donde no hay ruidos, solo una música que envuelve y que mece.

Un beso.

Antony Sampayo dijo...

La música tiene la cualidad de llevar nuestra alma adonde nosotros queramos.

Abrazos.

mágico dijo...

Esa última frase que has puesto lo resume todo, Valaf. Y abre la puerta al maravillo mundo de lo posible.

Con esa banda sonora te ha quedado de cine, chaval.

merce dijo...

Muy adornado para hablar del libre albedrío, o muy críptico, si no es eso y no he pillado nada de nada.

En cualquier caso, la belleza no se la dejaremos de reconocer.

Slds.

Valaf dijo...

Quin poema més maco, nena..."y un abanico de ritmos celestes el aire deslía,
cual si moviera sus plumas de magia de Dios el aliento" Chapeau!!!!

El futur del món està a les mans d'aquells que no neguen els somnis. O no estarà enlloc.

Un petonet, remaca!!!!!

Valaf dijo...

Ah, María, es una música que conecta con los mismos dioses, con su capacidad para crear aquello que pueden ver. Tienes razón, eleva y tranmite fuerza.

Un beso

Valaf dijo...

Tal es nuestra fuerza, Antony.

Un abrazo

Valaf dijo...

Gracias, mag. Y lo clavas (una vez más): el mundo de lo posible, ligado a nuestra filiación con el Orfebre. Chapeau!!

Valaf dijo...

El libre albedrío merece cuantos adornos seamos capaces de hacerle. No comparto, o al menos no siempre, el espíritu breve del Haiku. A veces la belleza merece que nos recreemos en ella.

Gracias!!

Towanda dijo...

Bueno, hoy con los pelos de punta... ¡hasta que me duerma!.
Jolínes, con lo fácil que sería hacer las cosas bien y tratar de ser felices sin molestar a los demás...

Escuchando y leyéndote, creo que el ser humano sigue teniendo esperanza.
Un abrazo enorme, pero enorme de los que te ahogan.

Valaf dijo...

Jajajajaja, vale, vale. Pero mira, somos unos seres maravillosos, pese a todo lo chungo y que bien podría llenar listas enormes. Cargados de defectos, a medio camino entre las bestias y los dioses; seres crepusculares, si quieres...pero maravillosos. Nuestra es la esperanza, nuestro el futuro. Nuestra es la luz. Pese a todas las plañideras que se encargan de afirmar lo contrario, cargando sus lenguas con sarcasmos infumables.

Un beso

laindefensiónaprendida dijo...

Ni una coma de nuestros sueños faltará a la cita...quisiera creerlo ¡Y lo creo!.
Un beso y gracias.

Wafah dijo...

Preciosos versos, Valaf. Y siento insistir en mi petición pero es que me gusta bastante la música que pones y es imposible leer el autor y el nombre del disco en el reproductor. No estaría mal que al final de tu entrada pusiera el nombre de la canción y el interprete. Que conste que es solo una sugerencia. Saludos.
Visita mi blog El Crisol: El islamismo moderado acaricia la victoria en Marruecos

Valaf dijo...

El caso, Inde, es la medida de nuestro tiempo. Hay quienes piensan que si los plazos no se corresponden con los de su vida, entonces nada sirve de nada y todo son pequeñas palabras, quizá altisonantes, bastante llenas de utopía y hasta tocadas con aquello de los cuentos infantiles. Es obvio que no pienso así, de ahí eso de la Historia.

Quizá el provincianismo que más duele no es aquel que juega con los kilómetros cuadrados de su lugar de origen, en perpetua oposición a los kilómetros cuadrados del lugar del "otro", no, no lo creo. Yo pienso que el provincianismo "temporal" es bastante más jodido, sobre todo si hablamos de la esperanza del Hombre y su papel como hacedor de su historia.

Siempre hay quienes apuestan por un mañana más luminoso; un mañana que empieza a construirse hoy y se alimenta de las conquistas del ayer. En contraposición, siempre hay quienes se arrastran como gusanos maldiciendo su suerte y se ríen de quienes, en realidad, hacen avanzar a la humanidad.

Mercí, Inde

Valaf dijo...

Gracias, Wafah. La canción es espectacular, tienes razón. Forma parte de la BSO de Thor y el corte se titula "Sons of Odín"

Saludos

Cineverch dijo...

Te mando un mail, profe.

Diosa De Los Bosques dijo...

Maravilloso!! Y muy sensual... Llenaste de vida mi alma al entrar y leer estas bellas letras.
Gracias por entrar una vez más en mi bosque.

Un saludo cargadito de magia y color...