jueves, 29 de septiembre de 2011

Hete aquí, hija de la tierra
tierra de mis hijos
mi tierra,
he aquí la estrella de mi frente
mi yelmo y mi estandarte.
He aquí que lleno tu copa
mi Santo Grial...
junto al fuego.

12 comentarios:

Mar dijo...

Suerte que tienes de haber encontrado tu Santo Grial :)

Bss.

Antony Sampayo dijo...

El Santo Grial es una quimera, si lo tienes eres rico del alma.

Abrazos.

mágico dijo...

Taberneroooo....

...que sea otra de Santo Grial tocada de ron con hielo!!!

Valaf dijo...

Yo creo que hay muchísima gente que lo ha hecho, pero sí, soy una especie de Lancelot con suerte, jajajaja

Besos

Valaf dijo...

Soy rico del alma, sí. Y espero y deseo que tú también lo seas, Antony. Y no es una quimera, hombre!!, jajajaja...

Abrazos

Valaf dijo...

Jajajajajaja, vale, vale. Tú me traes el tuyo y le pongo el hielo, jojojojojo...

Wafah dijo...

Eso del Santo Grial me parece que es una leyenda más que otra cosa y me parece que uno de los que lo buscaban era Indiana Jones (que guapo es Harrison Ford, por cierto, jajajaja). Un saludo.
Visita mi blog El Crisol: Plaza de toros de las Ventas del Espiritu Santo

El Escultor de Palabras dijo...

Derrama un poco del contenido de tu copa al fuego para avivarlo y a la tierra para ayudar a florecer aun más esa pasión que corre por tus venas y, después, brida amigo, copa en alto, y mánchate la pechera, ¡por todos los santos! ¡Qué así sea!

Mari dijo...

Hete aquí, estrella mía
Rebosa mi copa con tu luz
Dulces y alegres mis pasos
Si es tu amor quien los guía.
:-P

Valaf dijo...

Harrison Ford? Pse, no me termina, no, jajajaja...

Saludos

Valaf dijo...

Qué comentario más más hermoso, Escultor!!
Sea como dices!! Jamás falte el amor en nuestra alma y el vino en nuestras copas!!

Un abrazo

Valaf dijo...

T'estimo, nena. ;-P