domingo, 3 de julio de 2011

La analogía es válida a modo de metáfora, una especie de marco conceptual que nos ayuda a pensar. Hasta ahí.
Por ejemplo, leyendo literatura new-age sobre la ciencia moderna uno podría pensar que los efectos cuánticos del mundo subatómico son aplicables a seres macroscópicos como nosotros. Pero eso no es cierto, no lo es en absoluto. El recurso irreflexivo y sistemático a ese tipo de comparaciones abona toda suerte de falacias y fantasías que, desde mi punto de vista, empobrecen nuestro potencial hasta extremos infantiles.

6 comentarios:

laindefensiónaprendida dijo...

Hola Valaf, tengo que contradecirte decididamente.
Una aplicación de la mecánica cuántica es la que tiene que ver con su propiedad inherente de la probabilidad. La Teoría Cuántica habla, entre otras cosas, de la probabilidad de que un suceso dado acontezca en un momento determinado, no de cuándo ocurrirá.

Cualquier suceso por muy irreal que parezca posee una probabilidad de que suceda (según la teoría, el hecho de que una pelota traspase la pared contra la que choca es posible). Aunque la probabilidad de que esto suceda es pequeña, podría ocurrir.

Otro dato publicado hace poco: Aunque hoy por hoy con enormes limitaciones, la teleportación de los estados cuánticos es una de las aplicaciones más innovadoras de la probabilidad cuántica.
En 2001 en Suiza se logró teleportar un fotón a una distancia de 2 km. Uno austriaco lo hizo con un rayo de luz (conjunto de fotones) a una distancia de 600 metros y lo último ha sido teleportar un átomo, que ya posee masa, a 5 micras de distancia.
Pensemos en Jules Verne y sus "20.000 Leguas de viaje submarino", "Viaje al centro de la tierra" o "La vuelta al mundo en 80 días".
Todo era tremendamente infantil.

merce dijo...

Pues yo de cuántica ni siquiera sé si va con q o con c.
Pero eso de la pelota me ha hecho pensar en el viejo chiste de vascos en el que Iñaki, de Bilbao -del mismo Bilbao- se encuentra con Patxi, también del mismo Bilbao... Patxi está hecho una pena: lleno de moretones, huesos rotos, heridas, sangre, chichones... e Iñaki le pregunta:
-Hayvá la hostia pues, Patxi ¿qué te ha pasado pues?

Patxi le responde:
-¿Te acuerdas de aquel local con la puerta de hierro que ponía "Se Traspasa"?...
-Pues no se traspasa.

Jordi dijo...

Hola Indefensión. Buena respuesta.

Me preocupan las propiedades estadísticas de agregados muy numerosos de partículas así como el significado de las ecuaciones de Ehrenfest.

Ok con eso de la probabilidad de que ahora mismo pueda atravesar la pared, aunque sea casi nula.

Me encanta Jules Verne, aunque me temo que no puedo aceptar de ningún modo la comparación que sugieres. Yo creo que las cosas se refieren a otro orden y que la maravilla a la que apunto supera con creces a la inquietante magia cuántica.

Pero muchas gracias por tu comment.

Un saludo

Jordi dijo...

Yo creo que algo así acaba ocurriendo, merce. Se traspasará, aunque de otro modo, jajaja.

Senaden dijo...

Valaf, hablas como si lo supieras todo.

Y no creo que estés en esa posición.

Nadie lo está.

Humildad colega, humildad.

atem dijo...

amigo Jordi, me pregunto si la tendencia actual a paragonar/transladar el mundo sub-atomico,sus funciones y sus leyes al de los humanos, nace desde una todavia oscura percepcion de la mente humana, de una fundamental unidad. Me explico. Alguien mencionó que el universo empieza a parecerse a un gran pensamiento más que a una gran maquina. El pensamiento, por otra parte, sabemos es energia, y ya lo utilizamos para mover sillas de ruedas, la unidad a la que me refiero es pues, esta intrinseca calidad de la energia-pensamiento de estar por todo lado, humanos incluidos. Por supuesto, queda por demostrar que efectivamente el universo es un pensamiento (divino?), así y todo, grandes tradiciones religiosas curiosamente concuerdan, con las debidas distancias, en que el universo efectivamente nació de un pensamiento sostenido,la palabra/sonido creadora de los Vedas, y el hagase la Luz ebraico, pensamiento acompañado por sonido,y que vincula sonido/palabra a la mente (divina.)Pensamiento creador, y poder creador del pensamiento, parecen acercar hoy antiguas culturas y el fisico moderno, por lo menos algunos de ellos.Nicola