lunes, 7 de marzo de 2011


 Una espurna de plata caigué en la front d'un nen. 
I va dibuixar una Eternitat, a dintre del Temps.
I va pintar el Cel, i va inventar la Terra.

14 comentarios:

elena dijo...

Una manera com qualsevol altra de començar una biblia...

Genial el Freddy, com sempre.

Petons.

Valaf dijo...

Jajaja, dona, no és pas aixó, ni molt menys. No, no volia dir això.

Però la cançó és molt maca, sí.

Més petons

Wafah dijo...

Me encanta esta canción ¿y es que existe algo más romántico que nacer para amar a alguien?
Por cierto, los versos muy bonitos y ya los echaba de menos entre tanta foto de niña mona, jajajajaja. Saludos.

Valaf dijo...

Gracias, Wafah.

¿Niña mona? Mira, eso de mona me recuerda a los árboles. A ver si pongo un dibujo chulo de una casita en un árbol.

Jajaja, por cierto...no son monas: perfectas, están como un Dios (o Diosa, jajaja)!!!

mágico dijo...

M'aplegue a caure a mí i segur que em deixa cego, jajaja.....

Ep, un nen molt simpàtic aquest, estic molt agraït per la seva inventiva, sí senyor.

Mari dijo...

Raro y brillante, como las gemas; un océano en sus ojos...así me imagino a ese niño.
Jordi, un petonet.

MySelf dijo...

A veure si li robo una espurna de plata i or al Harry Potter que anomenes i amb la energia d'aquesta música li dibuixo una mica d'eternitat al meu pare. Ara mateix està a quiròfan. Res important en principi, però és que ja li han fet més coses que al Robocop...

Un petó

Aniquiladora dijo...

Coincido con Mari. El texto es raro. Por otro lado, creo que es positivo que cada uno exprese lo que ha sentido al leerlo, sin tratar de averiguar qué significado tienen esas palabras para su autor.
Bueno, ahora no te rías, ¿vale? Supongo que la clave está en el segundo verso. El Tiempo es Eternidad sólo para los que aman de verdad. Para los que sufren y tienen miedo de la realidad, el tiempo puede ser muy lento o muy rápido. Pero ese no es el caso de un niño, pues ellos desconocen la pura inmensidad del tiempo y la no permanencia de la vida, así pues, no sufriendo es cómo uno se viste de Cielo y Tierra cada día.

Besos.

Antony Sampayo dijo...

Par mi el tiempo es muy rápido,y solo un Dios puede crear la tierra.

Abrazos.

Valaf dijo...

Però si et va caure, mágico, jajaja. El que passa és que en aquell moment jugàvem al poker amb el Dimoni (redéu quina de trampes li vam fotre...pobre diable)

Valaf dijo...

Gràcies, Mari.
En aquells moments l'Infinit no era prou gran per tal d'omplir aquells ulls, oberts de bat a bat, amb un somriure estupefacte enfront tot allò que l'envoltava. En certa manera, la seva llar.

Un petonet, maca

Valaf dijo...

My, sento això que dius del teu pare. Li desitjo el millor (i si el desig és energia, doncs ahi va...)

Un petó ben fort i una abraçada al teu pare.

Valaf dijo...

Gracias, Ani.
Jamás podría reírme de unas palabras tan profundas. ¿Cómo puedes pensar eso? No, hoy no toca.

Siempre he sido muy crítico con la glorificación del momento presente, entre otras cosas, porque, bien mirado, el presente perfecto sólo existe como tal ante los ojos de una consciencia perfecta y esta sólo lo es si es absoluta. Absoluta, es decir, capaz de percibir la totalidad y no sólo partes de ella.
Fíjate, percibir partes de una totalidad implica percibir a intervalos y percibir a intervalos implica la aparición del Tiempo como un fenómeno ligado al movimiento. Ahora bien, está claro que no percibimos totalidades sino intervalos; está claro que no poseemos (todavía) una consciencia perfecta y, por eso mismo, es obvio que no podemos percibir el presente sino como una entelequia más o menos florida. El secreto está en el paso al límite, en los infinitésimos que se nos escapan.
Así pues ¿existe alguna manera de percibir la Eternidad inmóvil? Sí, amando. Amando con toda nuestra alma. Es por eso que la palabra Amor jamás debería ser erradicada de nuestro vocabulario. Ni de nuestro horizonte. Hacerlo es morir. Hacerlo es rendirse. Hacerlo es fallarle a la Vida.
Sufrir. Sufre quien percibe de forma aislada, aun sabiendo (muy en el fondo, quizá no de forma consciente) que navega un océano continuo, Atemporal. Por eso mismo sufrimos todos: no se puede no sufrir y estar vivo, con todo lo que ello implica y por todo lo que he dicho antes. Así pues, uno se viste de Cielo y Tierra aceptando la violencia que implica el hecho de estar vivo y ser consciente (serlo de manera parcial, ya lo he dicho, supone una permanente comparación entre el Yo y el Otro, y la separación implica sufrimiento. No en vano la llamaban Diabolei los antiguos griegos). No, quien predica el no sufrimiento sólo puede hacerlo mutilando partes del Ser, partes de nuestra vitalidad. Cielo y Tierra aun sufriendo: esa es la grandeza y el calvario de los Hombres.
Un niño conoce la inmensidad del Tiempo, y la conoce muy de primera mano. Otra cosa es que no pueda verbalizarla. Pero eso carece de importancia.
La impermanencia es un hecho pero no una ley. Y si lo es, está hecha para ser violada, como todas. Y lo haremos, como especie. Por supuesto que lo haremos.

Más besos, Ani

Valaf dijo...

El Tiempo es rápido, sí. Aunque también puede ser lento (como decía Ani)
Verás, Antony, desde un punto de vista estrictamente racional, no hay alternativa a Dios (sea cual sea la imagen, concepto o vivencia que tengamos de Él). Estoy de acuerdo con eso que dices.

Un saludo